domingo, 6 de julio de 2014

El Crimen de Ríos Rosas

Aunque esta semana celebrasemos el Orgullo de Madrid, con la manifestación estatal y demás, no se nos va esta sección de los domingos dónde desempolvamos muchos sucesos ocurridos, principalmente en la capital española, muchos asesinatos que conmocionaron la ciudad, y que esta semana, como no podía ser menos, el crimen tenía que ser estar de una u otra forma relacionada.
 
El hecho ocurrió en 2010, y a mi me impactó en su momento. A finales de aquel mes de enero, aparecía la noticia de que había aparecido el cadáver sin vida de un enfermero, Ángel Luis García, de 52 años, natural de Mérida; en su domicilio en la calle Ríos Rosas, en pleno barrio de Chamberí. El cuerpo presentaba signos de muerte violenta, por arma blanca principalmente, estaba envuelto en una alfombra y con la habitación de la víctima totalmente revuelta, el resto del piso estaba totalmente intacto. Junto al cadáver, en la misma habitación había restos de varios preservativos utilizados recientemente. Ya la investigación policial hizo que se encontrasen en las inmediaciones unos guantes de látex y en una papelera un cuchillo que probablemente fuese el arma homicida.
 
Aquella madrugada, Angel Luis, enfermero que desde los años ochenta en que había terminado su carrera de enfermería trabajaba en el Ramón y Cajal, tenía un busca para poder ser localizado en caso de que lo necesitasen para alguna urgencia, y así fue como una doctora lo intentó localizar para una operación de urgencia que se dio a la mañana siguiente. El hecho de que no contestase a los avisos de búsqueda preocupó a su compañera médico que puso este hecho en conocimiento de la policía, que al momento acudieron al domicilio de Angel Luis, hallando así la horrible escena del crimen. Angel Luis estaba viudo desde hacía nueve años, y desde aquella fecha no se le conocía pareja, se le consideraba un tipo muy responsable con su trabajo, gran aficcionado a las motos.
 
Las pesquisas policiales pronto dieron resultado, y no tanto las pesquisas como los desatinos de los presuntos criminales. A los pocos días fueron detenidos dos ciudadanos de nacionalidad dominicana a los que habían incautado un portátil que era propiedad de Angel Luis y un teléfono móvil. No sabemos si el móvil del crimen fue el robo, o si el robo fue después del crimen, en cualquier caso, este hecho pone en manifiesto lo poco que para algunos valen las vidas de las personas. Uno de los dominicanos utilizaba el teléfono sustraído la noche del crimen de la casa de la víctima. A día de hoy todavía no ha habido un juicio sobre los tristes hechos que llevaron a que alguien acabase con la vida de Angel Luis y dónde los dominicanos detenidos expliquen cuáles han sido las causas del crimen y más detalles que todavía se ignoran sobre el mismo. No es que este sea un crimen homófobo, porque se presume que quienes acabaron con su vida mantuvieron una relación sexual con él, que por otra parte era algo confiado de más, pero que pone de manifiesto que en Madrid siguen ocurriendo crímenes y que no hay que dejar de estar en guardia al menos en una ciudad que aunque no parezca peligrosa, tiene sus antecedentes, y gente que sin escrúpulos te deja a mitad del camino.
 
Sirva pues este post para advertir que hay que tomar todo tipo de precauciones, ser más desconfiado y siempre mucho mucho cuidado.

3 comentarios:

  1. Apenas recordaba el caso pese a ser reciente y ahora entiendo por qué, al no haberse celebrado el juicio todavía no se ha vuelto a hablar del tema desde que sucedió. En cualquier caso es una vergüenza lo lenta que va la justicia en este país.

    Bicos.

    ResponderEliminar
  2. Muchos crímenes se reportan en lima, crímenes de esta manera, el mas conocido fue el de un estilista que atendía a la farándula limeña, lo asfixiaron con una bolsa de basura y entre las muchas cosas q se le robo estaba su celular y fue rastreado gracias a ello. Cuando se ubico a los asesinos se descubrieron todos los efectos personales de la víctima, el caso trajo cola, mostro que muchos gays famosos atraían a chicos guapos de mal vivir y se arriesgaban mucho al meter a sus casas a perfectos desconocidos.

    ResponderEliminar
  3. conocí a Angel y era un tío muy majo, amable y que te daba el punto normal de confianza. tenía perfil en bakala, una de las páginas de ligue que más tiraban entonces, y te invitaba a ir a su casa como muchos hacemos ahora igual.
    Imagino que esto no fue cosa de una noche, si no de conocerse de tiempo el asesino y la víctima. Chulos, gentuza, dinero, drogas... es lo que pudo causar que matasen a este hombre que dejó recuerdo a todos.

    ResponderEliminar