viernes, 10 de octubre de 2014

Mi Compañero de Piso Entiende (IV)

Debo admitir que mi investigación sobre la gaycidad de mi compañero de piso se ha quedado en un punto muerto y no por falta de ganas de traeros pruebas para demostrarlo, más bien, porque ha desaparecido, pero desaparecido, que no le hemos vuelto a ver el pelo, así como os lo digo.´
 
Os he contado mis teorías sobre la presunta homosexualidad de mi nuevo compañero de piso, porque no vayáis a pensar ni por el asomo que Gordi es gay, porque no. Lo último que os he contado es que le he visto un bote de popper, pero también os he dicho que en esas aplicaciones del demonio, y a tan solo dos metros de mi habitación aparece alguien conectado que es muy parecido a él, y que cada vez que mi compañero de piso se va, éste aparece más lejos. También os he dicho que es de un país católico y que estudia una carrera de letras, datos, estos dos últimos que primero me lanzaron a la investigación, pero ahí estamos estancados.
 
Efectivamente, cuándo yo pensaba que estaba clara su gaycidad, cuándo una tarde cualquiera escuchaba desde mi habitación cómo sonaba música electrónica (o del estilo que sea) más bien propia de películas porno gays subidas de tono, que me hacían pensar que en lugar de un estudiante de una carrera de letras, lo que allí había era una orgía montada con seis o siete maromos empotradores que le estaban dando pal pelo a mi nuevo compañero de piso, va mi compañero y desaparece. Sin embargo, hace un par de viernes, mi compañero de piso desapareció, y os aseguro que no tengo nada que ver con ello. Cuándo me desperté de mi siesta ya no estaba, y su señal en esas aplicaciones del demonio (en el caso de que fuese verdaderamente su señal) aparecían a kilómetro y medio de mi casa. Hice cálculos mentales, y me imaginé a mi compañero de piso de fiesta por Chueca, mientras se lo trajinaban en todos los cuartos oscuros del popular barrio madrileño al ritmo de esa música endiablada de las películas porno gay o mismamente al "Todos me miran me miran me miran" de Gloria Trevi. Pero al día siguiente, cuándo me levanté en su habitación no había movimiento, ni de luz ni de persianas ni nada. No había pasado la noche en casa, era obvio, y más me autoafirmaba yo en la teoría de las fiestas nocturnas de Chueca. La siguiente pista vino cuándo una de esas aplicaciones del demonio me indicaban que este chico estaba a 2000 kilómetros de Madrid, ahí es nada. Pronto empecé a pensar, que lo que había pasado realmente es que mi compañero de piso se había ido a su tierra natal a pasar unos días, pero chuchis, es que no ha vuelto, y ha pasado tiempo ya desde la última vez que lo vi con vida. Desde aquel día no he vuelto a ver señal en su aplicación de su existencia.
 
Pues bien, por mi mente, y cómo si fuese una auténtica madre preocupada pasaron varias teorías, pero la que más peso ha cogido últimamente es aquella en la que, cabezonamente me mantengo en mis trece de que a este chico le han dejado el culo como los túneles de la M30 madrileña, pero que, a mayores, se lo han cargado. Como os lo digo. Sigo pensando que lo que sucedió aquella noche fue una fiesta de mil pares, o muchas fiestas de mil pares, que se recorrió todos cuántos antros hay en Madrid, y que terminó su fiesta en casa de a saber qué desaprensivo, o desaprensivos, que hay muchos sueltos por Madrid, y ahí nos drogaron al chico y terminaron cargándoselo, y lo que es peor, descuartizándolo, metiendo sus restos en una maleta y enviándolos a unos cuántos kilómetros de Madrid, concretamente a 2000 kilómetros, en el culo del mundo, dónde nadie sospechase nada ni lo echasen en falta. Allí fue dónde recibí la última señal, hasta que, probablemente se le terminó la batería. Pero claro, todo esto último que os he contado son solo elucubraciones, porque a ciencia cierta, a ciencia cierta, lo más probable es que esté todavía en su casa y que en breve vuelva por aquí dispuesto a ocultarme esas pruebas que demuestren su presunta homosexualidad, cómo si ser gay fuese algo malo.

7 comentarios:

  1. Ayyy esas teorias conspirativas, te hacen jugar una mala pasada ;)... ¡Ese andará de farra y tendrá el movil apagado! ;).

    Un abrazo chiquitín !!.

    ResponderEliminar
  2. Ese se habrá vuelto a su país de visita pero tranquilo, que cuando veas que el bote de popper lo han escondido sabrás que ha vuelto.

    Bicos.

    ResponderEliminar
  3. Pues ojala vuelva pronto, como dicen por acá las mamas... Me tiene con el jesús en la boca.

    ResponderEliminar
  4. Hahaha este personaje nuevo yo no lo conocía...pues en base a las evidencias, yo creo que sí entiende, entiende jejeje, pero estaré atento a ver si lo confirmas. Ahora...sé que he estado muy perdido; entiendo que Gordi sigue estando, entonces la que se ha ido ha sido la niña!!!...cuándo fue???...hay un post donde pueda leerlo...no lo recordaba... cariños.

    ResponderEliminar
  5. Pero que el súper relato que te has montado aquí es mucho más intrigante que lo que seguramente habrá sucedido... Si la próxima señal está a 6000 km... Tendrás teoría??? Jejeje....Besotes.

    ResponderEliminar
  6. Pimpf!!! Haame el favor de denunciar su desaparición a la policía! No es por su belleza juvenil que a mí me la refanfinfla la belleza (ja!), si no porque, si desaparece, lo que falta por responder es si os va a pagar el siguiente mes XD

    ResponderEliminar