lunes, 30 de junio de 2014

Los Lunes Día del Espectador. Un Dios Prohibido

Comentaba la semana pasada mis extraños gustos sadomasoquistas, pues bien, esta semana los confirmo. He visto Un Dios Prohibido, una película sobre el martirio de unos religiosos y seminaristas claretianos en Barbastro, en la Guerra Civil Española, y que en la actualidad son beatos.
 
Y es que no se le puede poner una película delante a un rojo sobre este tipo de cuestiones, y menos una película dónde los verdugos son los republicanos. No se le puede poner a un católico una película así, que aparte es mala, y de interpretación floja o muy floja. Pero desengranemos. Voy a remontarme antes de empezar.
 
Buscaba una película, de carácter histórico, bien valorada en esas páginas web dónde se pueden ver películas, y ahí aparecía una película española, con una buena valoración, y es que han acudido en masa todos los opusinos del mundo a verla y votarla, al parecer, y a votarla como excelente. Me decidí a verla, no sin antes ver de qué iba, de eso que ya he explicado, que no es otra cosa que, tras el estallido del golpe militar del General Franco del 18 de julio, y pese a la tranquilidad de que gozaban dichos religiosos en el colegio de los escolapios, allí entraron un grupo de milicianos comunistas y anarquistas de la CNT que retuvieron a estos 60 religiosos, y pasados los días, tras convertir aquello en una prisión los fueron fusilando en pequeños grupos. Al final 9 fueron los supervivientes, entre ellos dos seminaristas argentinos, dado su carácter de extranjeros, que contaron al mundo lo que allí había ocurrido. Fueron en total 51 misioneros claretianos, incluido un gitano vecino del pueblo los que fueron beatificados por Juan Pablo II. Claro que, la película ya os lo digo, tiene muchos toques opusinos, extremadamente religiosos, que a mi me hacen un poco dudar de la exactitud de los mismos.
 
Pues bien, la película se hace larga, larguísima, y es pobre, quizá hecha con pocos recursos. Muestra los intentos de los milicianos por hacer que los seminaristas abandonasen la fe, se buscasen un trabajo normal, y para ello no dudaron en llevarles prostitutas, para hacerlos caer en la tentación, pero ellos erre que erre se mantuvieron en las mismas. El caso es que la película nos vende la otra cara, la que los que somos rojillos y nos han considerado rojillos nunca se cuentan, la historia del bando de los vencedores vista desde el punto de una iglesia que iba camino del martirio, cuándo, no nos engañemos, la iglesia ha sido y fue parte del conflicto. Es cierto que no hay justificación para el ajusticiamiento de nadie en un conflicto como el que se vivió en este convulso país en su momento, es cierto que, no hay por qué derramar sangre por las ideas políticas, y que esos seminaristas seguramente fuesen totalmente ajenos a todo el conflicto y que pagaron con sus vidas las barbaries del otro bando, pero no es menos cierto que la iglesia apuntó con el dedo a muchos que no eran católicos, que muchos religiosos delataron a republicanos, que la iglesia se alió con los golpistas y que juntos de la mano gobernaron el país con mano de hierro. Hay una escena, cuándo aparece el obispo de Barbastro apresado qué este dice algo similar a "Qué hemos hecho para llegar a esta situación", pues algo muy importante, alejarse de lo que es el cristianismo en si, no predicar la pobreza (algo en lo que insiste el actual Papa), alejarse del pueblo y machacarlo, directamente machacarlo, vivir en lo que son las élites religiosas bajo palios (y esto último no es que sea motivo alguno para justificar ninguna muerte), pero vamos, que inocentes inocentes tampoco lo han sido, y como parte del conflicto, han sufrido también lo suyo.
 
Dicho esto, la película nos presenta a unos religiosos sin miedo, o con el miedo justo, pensando en ver a la virgen pronto, vejados, maltratados en general, y nos presenta a unos malos malísimos, pero que muy malos, aunque de entre los malos también los hay menos malos, los hay que tienen algún tipo de justificación para sus actos. Y luego está Elena Furiase, intentando calentar a un seminarista, pero chica, que no hay forma.
 
Si os digo la verdad, a mi lo que me han gustado son algunos de los seminaristas, muy monos, sobre todo el que se intentaba beneficiar Elena Furiase, qué ojazos, y qué pánfilo, porque a mi se me pone una hembra asín de facilona y cae, y encima me salvo, por mucha fe y mucha historia que me quieran vender. Los seminaristas muy bien caracterizados, ya os lo digo también. Pero las actuaciones rozan casi lo teatral, y esto no es nada malo, pero es que es una película, no sé si me explico. Vamos, que si no la veis tampoco va a pasar nada, ya os lo digo, basta con qué sepáis la historia de estos mártires de Barbastro, que a fin de cuentas pagaron con su vida por todo aquello que representaba la iglesia, pero tampoco hay que olvidar a los muchos ajusticiados injustamente, a todos aquellos de unos bandos y otros a los que dieron paseillo en una guerra sin sentido sin pasar por un juicio, ni justo ni injusto, pero que fueron provocados, no nos olvidemos, por una golpe de estado de gente que no estaba conforme con la república, y esto nos lleva a pensar que ahora, que tenemos tantas ganas de república, no debemos olvidar que se puede conseguir, pero que sea no por la vía rápida, que ya veis los resultados.

domingo, 29 de junio de 2014

El Crimen de Don Nilo Aurelio

D. Manuel Ferrero y familia
Volvemos a nuestra sección semanal más morbosa y que tanto os gusta, con esos crímenes que fueron tema de muchas portadas de la prensa nacional en una época en la que nos escandalizábamos por estas cosas, no como ocurre hoy en día, que pareciera que hemos sacado callo.
 
Corría el mes de junio de 1916 cuándo D. Manuel Ferrero Gallego, un hombre acaudalado de Pozuelo de Tábara en la provincia de Zamora, decidió comprarse un molino, las gestiones de dicha compra las realizaría en Madrid, y así fue como se hospedó un 3 de junio en un hostal de la Cava Baja de Madrid, el León de Oro (que todavía funciona). Para la compra del molino había llevado una gran cantidad de dinero en metálico. El día 6 de junio se levantó temprano para tratar esos negocios que tenía pendientes, dejó ordenada su habitación y cerrada, no se volvió a saber nada de D. Manuel en la pensión.
 
D. Nilo Aurelio
D. Manuel Ferrero tenía unos familiares en la Calle Mira El Sol que esperaban su visita, pero éste no llegó a aparecer, y los familiares se pusieron en contacto con su familia en Zamora, al no tener noticias, se presentó su cuñado en la pensión, y allí le dijeron que hacía días que no se pasaba por el local, pero que lo habían visto en compañía de un hombre de poblada barba que tenía cojera hacía un par de días. A su vez, ese mismo día, aparecía ante la autoridad judicial un tal Nilo Aurelio, vecino de la calle de Preciados, que era el administrador de D. Manuel Ferrero, denunciaba haber perdido el contacto con su cliente, con el que había quedado para cerrar un negocio, declaró haber llamado a su mujer y que esta no tenía noticias de su marido, que la última vez que lo había visto había sido dos días antes en el Café Oriental en la Puerta del Sol quedando para el día siguiente, D. Manuel Ferrero llevaría consigo 10.000 pesetas de la época para la compra del molino pero que no había aparecido. Solicitó D. Nilo Aurelio permiso para ausentarse en el Balneario de Arnedillo.
 
Vivienda en Calle Lanuza 18
Pasaron los días, y D. Manuel Ferrero seguía sin aparecer, pero una tarde del mes de agosto, un guardia encontró un paquete en la Plaza Mayor, éste contenía una llave, y la llave pertenecía a una habitación de la Pensión El León de Oro. La noticia saltó a la prensa, y fue así como Federico García, un joven policía del cuerpo de vigilantes decidió investigar por su cuenta y riesgo, entre otras cosas porque él solía ir por el Café Oriental, y porque conocía a D. Nilo Aurelio. Pero había algo que a Federico García no le cuadraba, en la declaración de Don Nilo, éste decía que había visto al desaparecido por última vez en el tren, pero Federico recordaba haber visto ese mismo día a un hombre junto a D. Nilo y el hijo de éste en el tranvía Sol-Ventas, después de la hora que había indicado el administrador. Buscó pistas en el barrio de Ventas, buscando a un señor con barba y cojera, hasta que dio con alguien que le informó de que alguien que se correspondía con esa descripción había alquilado una vivienda en ese barrio, y que no había vuelto por allí desde aquel día, en la calle Lanuza número 18. No dudó en aparecer por allí Federico García, armado con una linterna y su pistola, hasta que se encontró en el interior de la vivienda dónde se encontró el suelo de una de las habitaciones removido, con zonas todavía húmedas, encontró también en las paredes manchas sospechosas y en medio de una chimenea, restos de un hacha y trapos con sangre. Enseguida llamó a sus superiores.
 

D. Nilo Aurelio en sus últimos días
 En la fosa de no mucha profundidad se encontró el cadáver de D. Manuel Ferrero, que según la autópsia fue asesinado por diez hachazos en la cabeza para lo que se utilizó un hacha de manga corta que tenían el filo por un lado y un pico en la parte posterior, se le enterró boca abajo y se concluyó que los autores del crimen tuvieron que ser al menos dos personas. Inmediatamente fue detenido D. Nilo Aurelio en Logroño, así como su hijo. D. Nilo declaró ser el culpable de la muerte de D. Manuel, según él, por una discusión por una deuda pendiente. Se le impuso la pena de muerte, mientras que a su hijo de 17 años se le condenó a cadena perpetua como ayudante del crimen. Don Nilo Aurelio jamás pasaría por el garrote vil, pues falleció años después en la prisión, entre alucinaciones y totalmente enajenado antes de ser ajusticiado.

sábado, 28 de junio de 2014

Chulazos Temáticos. Fútbol (II)

Como no podía ser menos, en medio de un mundial futbolero, un mundo tan masculino, y lleno de hombretones, de cualquier nacionalidad, en un deporte tan viril o lo que vosotros queráis, no podíamos ser menos, y en Pimpfiadas también os queremos alegrar la vista con estos chicarrones futboleros, o al menos, que posan con un balón de fútbol, que no es poco, así os lo digo. Así que os dejo con los chicos de esta semana, que espero os gusten, y luego ya, quedáis encomendados a adivinar de qué van los próximos chulazos temáticos, los de la semana siguiente.
  
















¿Tenéis más claro de qué van a ir estos chulazos temáticos? ¿Necesitáis alguna pista? ¿Algún babero quizá?


viernes, 27 de junio de 2014

FNF Nº 205

Esta semana tenía que estar dedicada exclusivamente a estos grandes que nos han visitado el pasado miércoles, pero grandes grandes, los Rolling Stones, esos dinosaurios musicales que no os voy a descubrir hoy, porque a día de hoy todos habréis visto en algún lugar ese símbolo que los representan, los labios con la lengua de fuera.
 
Tras su anuncio de ese concierto en Madrid hace un par de meses o tres, no había pasado una hora y el servicio web que vendía las entradas se había colapsado, y vino el caos, y las largas colas para hacerse con una entrada en la calle. Pero aquellos que los vayan a disfrutar en una de sus últimas giras seguro que verán recompensado el esfuerzo. Yo tenía mis dudas sobre qué canción poner, así os lo digo, porque los Rolling tienen una extensa carrera musical, y era dificil elegir una, la favorita, la mejor, la más escuchada, etcétera. Por eso he elegido este Paint It Black que seguro ya conocéis, y que es algo movidito, lo que necesito yo hoy, concretamente.
 


Así que, espero que tengáis un buen fin de semana, que os haya gustado la canción que he puesto hoy, y para aquellos que no sois capaces de verlo... decir que la culpa la tienen mis jefes, como estáis leyendo. Desde el trabajo no tengo acceso al Youtube, y me tengo que conformar con Dailymotion.

Bicos Ricos

La Cabecera de la Quincena (LXXII)

Solución al concurso ¿Dónde te escondes Carmen SanDiego? de la quincena anterior: Pues bien, acertante acertante del pasado concurso no hay, aunque el premio se lo daremos (en cuánto lo decidamos) a perro, porque es aparte de Celso, el único que se ha mojado, y no se ha mojado del todo, pero él ha dicho que probablemente se tratase de un lugar costero de Brasil, y efectivamente, para allí se fue Carmen SanDiego una vez comenzó el Mundial, y es que la señora esta es muy previsible, así os lo digo, y ahí estaba, concretamente dónde jugaba España, en Salvador de Bahía, ahí debutó, y ahí empezó a ser eliminada en primera ronda...  y Carmen que quería apropiarse de las primas de los jugadores españoles... pues no, porque estos estaban hospedados en Curitiba.
 
 
Mi tirón de orejas para Gary, también, claro, porque dice que jamás acertará el escondrijo de Carmen, que tiene muy pocas posibilidades, pues, chuchi, que sepas que tienes las mismas posibilidades que perro, solo que perro es muy servicial y ahí está, dando el callo si hace falta, porque mira tú, la Carmen se nos ha ido a tu país vecino, un lugar a miles de kilómetros de España que yo jamás he visitado. He dicho.
 
Y esta quincena vuelve Carmen, la previsible, a un destino turístico que quizá no destaque por sus playas, porque, efectivamente, en esa ciudad no hay mar, pero sin en costas próximas, lo que es innegable es que pese a ser una ciudad interior no deja de tener unas puestas de sol increíbles. Esta semana Carmen os lo ha querido poner fácil, como podéis ver, porque deja que estos dos chicos tan lijeros de ropa, tan veraniegos y tan kinkis enseñen parte de su ciudad, y hasta ahí puedo leer. Pero lo que sí está claro es que es cabecera clásica veraniega, le falta quizá el puntito playa, pero, pronto vendrán estas cabeceras tan refrescantes y que tantos modelos llenando sus culos de arenas tienen.
 
Esta quincena, que termina el próximo lunes (vamos un poco mal de tiempo), se celebra, básicamente, el día del Orgullo Gay, este sábado 28, así que tampoco vamos a extendernos con datos sobre el día de la administración Pública en las Naciones Unidas, que ni os viene ni os va, o el día europeo de la música, porque a fin de cuentas, la música está ne todas partes, y música, música, sois vosotros.

jueves, 26 de junio de 2014

Vuelven

Hace unos días me comentaban tres personas a la vez por Whatsapp que me dejaban un rato, que se iban a ver la serie Resurrection, en Tele 5, entendí que esto de Resurrection era un fenómeno de masas que yo no había cogido a tiempo, y mirad que soy una moderna de mierda, pero en este caso no había llegado. Pero con la misma facilidad con la que he llegado, en nada de tiempo me he zampado la primera temporada de dicha serie en su versión americana, me estoy zampando la primera también de la versión francesa que es anterior a la americana, y por si fuese poco, me ha dado por leer su libro, que se titula Vuelven, y su autor es Jason Mott. Debo añadir que,  aunque las tres parten de una misma idea, cada una se desarrolla de una forma totalmente distinta.
 
¿Y de qué va Vuelven? Pues bien, la acción de esta novela se desarrolla en Arcadia, un pequeño pueblo cercano a Nueva Orleans, pero hacia el interior, no os vayáis a pensar. Harold y Lucille Hardgrave viven su vejez de forma tranquila, con la única pena de haber perdido a su único hijo en 1966. Un buen día aparece ante ellos un agente del gobierno, a su lado trae un niño de ocho años, que dice ser Jacob, el hijo que habían perdido hacía casi cincuenta años, pero el tiempo no ha pasado para él. Claro que, Jacob no será el único regresado que aparezca, el mundo enseguida se llenará de Regresados.
 
Con este inquietante comienzo se desarrolla la acción de lo que puede ser visto por algunos como un novelón y para otros como un truño, ya os lo digo. A mi me ha parecido un novelón, porque parte de una idea tan sencilla como la resurrección de los muertos (algo que la iglesia lleva vendiéndonos más de dos mil años), pero no como zombies, que es a lo que yo estoy más acostumbrado, no, en esta ocasión las personas vuelven tan cual antes de morir. Y a mi esto de que alguien que se nos ha ido hace tanto tiempo regrese, me ha conmovido mucho el corazón, más que nada porque todos tenemos a alguien a quién nos gustaría recuperar tiempo después. Sin embargo, Vuelven tiene dos cosas especiales, la primera es que no va más allá de por qué los muertos resucitan, por qué vuelven, esa idea sigue flotando en el aire hasta el final, sencillamente vuelven, porque no tenemos explicación para todo, pero tenemos una situación, y con ella hay que tirar, es un poco una de las ideas que nos vende Jason Mott. Efectivamente, Jacob vuelve, sus padres no se lo explican, ni el gobierno, ni los vecinos a los que también les vuelven los familiares, y aunque todos se preguntan por qué lo hacen, lo más importante para ellos es que sus seres queridos están otra vez ahí, así le ocurre al pastor de ese pueblo, ahora casado pero a quién le regresa la que había sido su novia en la juventud, o una familia entera, que regresa al pueblo dónde habían sido asesinados, pero a nadie le gusta revivir esos datos escabrosos que sucedieron hace tanto tiempo. Muchas son las historias de regresados que recuerda Mott, y muchas de ellas vistas desde el punto de vista de los propios regresados.
 
Jacob aparece en un arrozal en China
En segundo lugar, me ha parecido una novela muy política, así os lo digo, camuflada de este sentimentalismo de aquellos que se fueron, pero que tiene un transfondo, que aunque no hace mención de él en ningún momento, ahí hay crítica. ¿Qué hacer con los regresados? Si solo se apareciese Jacob, pues se averigua lo que sea, se investiga y punto, pero son miles, millones los que vuelven y desde a saber qué años. No vuelven todos, también os lo digo, y de entre los que vuelven ni todos son buenos ni todos son malos, pero el caso es que la novela se va ensombreciendo con las reacciones de los vivos antes los resucitados.
 
Por una lado están aquellos que disfrutan y quieren disfrutar de los suyos tanto tiempo después, terminar asuntos pendientes, charlas que en su momento no se dieron, esa segunda oportunidad que tanto nos habría gustado tener a todos, y por otro lado, aquellos que ven en los resucitados una abominación, una plaga que acabará con los vivos, y de quienes hay que protegerse. Finalmente están aquellos que, conscientes de que los regresados son seres humanos aunque distintos con sus sentimientos y esas cosas pero que prefieren no conceder esa segunda oportunidad. Se decide confinar, al menos en los Estados Unidos, a todos los regresados en lugares especiales, en nuestro caso de Arcadia, se les junta a todos en un colegio, pero poco a poco, y con la llegada de más y más regresados la situación se va volviendo insostenible, se abarrota el colegio y se valla, las vallas van creciendo a medida que crece el número de regresados, y se va ampliando el terreno, cogiendo para si lo que había sido el centro del pueblo. Los regresados son ya mayoría, controlados por un ejército en minoría, y tratados casi como en un campo de concentración, porque a eso supongo que es lo que os recuerda lo de las gentes en un recinto vallado, protegido por soldados, con el aseo limitado y las raciones de comida también. Todo ello por miedo a lo desconocido, poniéndose la excusa, en muchos casos de que los regresados no son humanos, no son como el resto de los mortales, o mejor dicho, como los vivos.
 
Yo ya os lo digo, la primera temporada de la serie es un poco más sentimental, con algo de acción, con varios casos de regresados, entrelazados unos con otros, un poco manteniendo ese nivel de misterio. La versión francesa es mucho más oscura, parada, siniestra si cabe, ahondando más en temas puramente misteriosos, es como si dijésemos, más de terror, inquietante, y en este caso, la regresada principal es una chica que en su momento falleció en un accidente de autobús. El libro tira más por la mezcla entre sentimientos y la política, porque si, porque unos pocos deciden lo que se debe hacer con todos, porque tras un soldado siempre habrá un superior que le ordena, y este superior siempre tendrá a alguien por encima, que a su vez responderá por lo que su gobierno le ordene, pero es que el gobierno no deja de ser alguien a quién todos hemos puesto, y esto incide en cada una de nuestras decisiones, lo que todos queremos frente a lo que quieren unos pocos, y también sobre la representatividad de los políticos, porque a fin de cuentas, si, los elegimos a ellos pero ¿hacen siempre lo que nosotros queremos? ¿Actúan siempre por nuestro bien?
 
PD.: El mismo día que terminé la novela tuve un sueño, soñé con regresados. Para mi sorpresa, no soñé con las dos personas que más me habría gustado recuperar, aquellas a las que más quise, pero casi, supuse que habrían regresado también. Alguien de quién hace menos de un año os hablé y que también desapareció de forma triste, y con quién yo tenía una cuenta pendiente, le había prometido visitarla a los pocos días de verla por última vez, y le dije que tendríamos tiempo de sobra para vernos más veces. No tuve tiempo, se fue antes de que me diese tiempo volver a verla, y apareció en mi sueño como regresada, sin todos aquellos dolores que se la estaban llevando, con su sentido del humor como siempre y su mala hostia.

miércoles, 25 de junio de 2014

Sin rumbo fijo

Vaya, que estamos terminando junio, casi comenzando julio, con un Congreso Extraordinario del Partido Socialista a las puertas y con las ideas menos claras que nunca. Y vaya por delante que yo no quiero hablar de política en este blog, porque no me gusta hacerlo, mucho menos de mi vida privada, como bien sabéis, pero hoy no tengo capacidad de ocultar mi malestar con mi propio partido.
 
De desbarajuste calificaría yo la situación del PSOE tras las últimas posiciones que ha adoptado el partido, con las que no estoy para nada de acuerdo, claro que yo no soy diputado, no tengo que votar en ningún pleno del Congreso de los Diputados, y mucho menos me arriesgo a una multa por no seguir la disciplina de partido, pese a la libertad de voto de los diputados, pero, es que siendo francos, ¿Cuál es la disciplina del partido? ¿La de la ejecutiva nacional? ¿Y tienen criterio? Porque yo me pierdo, así os lo digo.
 
Primero fue la abdicación de Juan Carlos I, dónde se decidió que el PSOE debía votar que sí a la abdicación (como si la opción de la abstención no fuese válida), se decidió eso basándose en que por razones de Estado, el PSOE no debía abandonar ese espíritu por el cual se apoyó a la monarquía en 1975. Y bla bla bla. Que las voces internas dentro del partido que quisieron votar otra cosa encogieron su rabo entre las piernas y votaron finalmente que si, y las discrepancias quedaron minimizadas por la fuerza. No se nos ha olvidado a muchos socialistas qué somos republicanos, chuchis, pero que el PSOE, en su acta fundacional no menciona para nada que el partido sea republicano, tampoco lo hace en su primer programa electoral, ni en el segundo, y no sería hasta 1910, tras casi treinta años comiéndose los mocos, cuándo se recomendó a Pablo Iglesias que abrazase el republicanismo, consiguiendo así su acta de diputado. Pero disquisiciones históricas aparte, no deja de ser la república el sistema de gobierno que el PSOE ha apoyado históricamente en su gran mayoría. Pues bien, no sería hasta 1974 en que el PSOE, se bajaba los pantalones totalmente en el Congreso de Suresnes, dicha bajada de pantalones se la debemos a Felipe González, al que hay que reconocer que, ahora tiempo después de jubilado no deja de ser la salsa del partido, y la salsa nacional (junto con algunos comentarios de Aznar). Pero de aquel partido marxista que fundó Pablo Iglesias apenas queda nada, cierto es que estas cosas cambian con el tiempo en que uno vive, y en aquel momento los militantes optaron por aquella solución, nadie dice que no se puedan volver a cambiar las cosas.
 
El caso, y lo que a mi me preocupa, es que después de apoyar la abdicación de Juan Carlos I (y que yo tampoco he visto con ojos terribles, porque si algo no quiero es un conflicto entre españoles republicanos y monárquicos 75 años después, y porque creo que hay unos cauces para seguir y conseguir que Felipe VI abdique), pues ahora, dicen desde el PSOE que se abstendrán en el asunto del aforamiento del anterior rey, ahí, con un par y con criterio. Porque, me pregunto yo, que si están a favor de que haya en España 10.000 aforados, uno más nos daría igual, y si no están a favor de este aforamiento pues el signo del voto debería ser negativo, que además pienso yo, que si al PSOE le escama un poco estas prisas que tiene el PP por aprobar dicho aforamiento (que significaría que, en caso de litigios en la persona de JuanCa I, éste debe ser juzgado por el Tribunal Supremo o algo así), pues en ese caso debería seguir votando que no, tampoco hay que darle demasiadas vueltas. Ahora me intriga a mi el criterio que siguen para votar a lo de la abdicación que si, y a lo del aforamiento que no, porque ya puestos en este mundo de fantasía monárquica que nos han vendido Rubalcaba y los suyos, por qué no aforarlos, al rey, a la reina, y si cabe a la infanta Cristina.
 
Todo un mundo lleno de despropósitos socialistas que no sabemos muy bien a dónde nos van a llevar, que tras tanta conferencia politica, tantas ideas valoradas de tantos militantes y recogidas en las ponencias del PSOE, ahora, las ideas básicas, sobre asuntos de estado se decidan así un poco a la limón, me parece cuánto menos, una tomadura de pelo hacia los militantes. He dicho.

martes, 24 de junio de 2014

Velando por nuestra seguridad

Menos mal, chuchis, maricas y bolleras en general, estáis de suerte, porque la Cifu, la Cristina Cifuentes, delegada del gobierno en Madrid está velando por vuestra seguridad, por la seguridad de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales, y que sepáis que esto no lo hace por cualquiera, ni tan siquiera lo haría por el nuevo rey Felipe VI.
 
Resulta que, una vez más el Colectivo de Gais de Madrid y la FELGBT (Federación Española de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales) han solicitado formalmente que el recorrido de la manifestación del Orgullo de la capital española transcurra entre la Puerta de Alcalá (allí dónde se celebró el truño olímpico) y la Plaza de España, recorrido habitual en los últimos años, con excepción del último, que se celebró entre la plaza de Carlos V y la Puerta de Alcalá. Pues la Cifu ya ha aprobado que el recorrido final sea similar a este, pero con final en la plaza de Colón, allí dónde últimamente suelen terminar las grandes huelgas generales en Madrid. Y ya está, dicha decisión, se justifica, según un informe del Ayuntamiento de Madrid en que "sería muy dificultoso y casi imposible el acceso a la zona de los servicios de urgencias y emergencias". Señalan además que Alcalá, Gran Vía y Plaza de España son puntos neurálgicos de intercomunicación, haciendo imposible la ordenación viaria y los cortes de tráfico, añadiendo además, que en la Gran Vía se producirían graves incidencias en los servicios de la EMT (Empresa Municipal de Transportes), que no te digo yo que el informe no tenga razón, aversimentiendes. Al final, el recorrido lo han decidido ellos y transcurrirá entre las 18,30 y la 1 de la madrugada.
 
Y aquí viene mi polémica observación, que ya introduje hace un par de párrafos. ¿Cuál ha sido el recorrido de la coronación de Felipe VI? Pues bien, sin atender a ningún tipo de informe, por lo que he visto en la tele, y por lo que he vivido en persona, el séquito de coronación recorrió parte de la Calle Sevilla, Calle de Alcalá, cogiendo toda la Gran Vía, llegando a Plaza de España y cogiendo de ahí hacia la Calle Bailén dónde está el Palacio Real. Un recorrido un poco más grande incluso que el de la manifestación del Orgullo, por las vías por las que discurría antiguamente. Y me pregunto yo ¿No ha habido problemas de colapso en la Gran Vía? ¿Ninguna incidencia en los transportes de la EMT? ¿No se ha cortado el tráfico en puntos neurálgicos de intercomunicación? ¿No se hace muy dificultoso el acceso de los servicios de urgencias y emergencias? ¿Será que tanto la Cifuentes como la Botella son algo homófobas y que no quieren que la manifestación circule por la principal vía madrileña? ¿Por qué estas diferencias de apreciación para la reivindicación del colectivo LGTB con la monarquía? ¿Acaso no quieren reconocer que han puesto incluso en peligro al nuevo monarca español? Porque digo yo, que si es peligroso para las maricas provincianas que se acercan a la capital el primer fin de semana de julio, no es menos peligroso para un jefe del estado. Porque uno a estas alturas ya se pregunta hasta si en España hay más monárquicos o más maricones, así os lo digo de claro.
 
Esto todo os lo dice un republicano convencido que estuvo en el desfile de coronación de Felipe VI, porque, aunque esto de la monarquía no sea lo mío, ni lo considere la mejor forma de jefatura de estado, también consideré en su momento que era un acto histórico (sobre todo que una plebeya llegase a ser reina de los españoles) que no me podía perder, y mucho menos por el puro y duro marujeo. Pero ahora os cuento los inconvenientes. Desde días antes, el Ayuntamiento de Madrid se había dedicado a engalanar la Gran Vía, se compraron banderas de España que aún adornan la calle, se compraron banderines que repartían abuelas jubiletas (esa mano de obra de grati de la Botella porque en algo había que ahorrar, en mano de obra que no en adornos), macetas con flores pero brutales de altas, no os penséis y barreras también decoradas con la bandera española, desde horas antes, los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado controlaron los bajos y los altos de la capital, previniendo cualquier tipo de atentado terrorista u otro incidente, a la vez que varios helicópteros surcaban el cielo madrileño desde primera hora del día, que me despertaron, así os lo digo. Finalmente, cuándo te acercabas al recorrido allí había vallas por todos lados, cerrando bien la zona, con policías en cada uno de los accesos que no se limitaban a vaciarte los bolsillos o bolsos, también te pasaban un detector de metales y te cacheaban (y pocos policías buenorros, ya os lo digo también). ¿Estamos locos o que? El número de efectivos de policía superaba casi al de monárquicos allí presentes, que no eran pocos pero tampoco un exceso, así os lo digo, hay más maricas.  ¿Qué pasa si a un abuelo jubileta le da un infarto en medio de todo ese caos? ¿Habría acceso a los servicios de emergencias?
 
Insisto, ¿no es esto un poco coñazo para los vecinos? Ni que decir tiene que, desde la Plaza de España, si querías acceder a Sol, no podías acceder directamente, como haces todos los días en un paseo que te lleva 10 minutos porque el acceso normal estaba cortado, no se podía atravesar la Gran Vía por ningún paso de cebra, no había forma de cruzar. No. tampoco había metro que te acercase porque esas estaciones de metro fueron cerradas, para ello tenías que hacer varios trasbordos y coger estaciones lejísimos para que te acercasen a otras estaciones lejísimos. Buses y taxis con el mismo problema. Esto no es un inconveniente en el transporte de la EMT, al parecer, porque siempre te dan una opción de pago, un taxi que se volvería loco para acercarte al otro lado del desfile. Por poner un ejemplo. Si te situases en un punto A (acceso a la Gran Vía), delante de un paso de peatones como haces todos los días, esperando a que el semáforo se pusiese en verde para cruzar hasta un punto B, justo enfrente (a tan solo 20 metros), dicha operación te podía llevar en el desfile del rey una hora y cuarto (a través de metros o taxis) o dos horas y media (caminando) bordeando todo el perímetro del recorrido real. No sé si me he explicado.
 
Ahora me expliquen dónde está nuestra seguridad, dónde están nuestros derechos, dónde está nuestra igualdad ante la ley. Ojo, que no digo yo que unos policías buenorros nos puedan cachear para acceder a la manifestación del orgullo, así de claro os lo digo. Pero a mi esto me huele a homofobia clara, a esconder al colectivo LGTB que se ha bajado los pantalones en este sentido y que no insisten en las diferencias de un caso y del otro, porque, para llegar desde las Cortes al Palacio Real, también hay recorridos más seguros, bajando a la Glorieta de Carlos V, yendo por la Ronda de Toledo, la Gran Vía de San Francisco y finalmente, la calle de Bailén. A mi que no me jodan.


lunes, 23 de junio de 2014

Los Lunes Día del Espectador. Pompeya

Me he visto en situación extraña, con una Dominatrix de estas, vestida de latex y máscara de Catwoman, atizándome con una fusta en las pelotas, y es que algo de masoquista debo tener, porque solo a mi se me ocurre, después del resumen que en su momento me hicieron sobre Pompeya, y de las críticas muy acertadas de algunos blogueros sobre la misma, ver tal truño. Pero creo que si lo he hecho ha sido solamente por el blog, y por mis queridos fanses, así que pasé el mal trago.
 
Dominatrix aparte, la película es un truño de tomo y lomo, así os lo digo sin muchos miramientos. Y mirad que yo soy muy de cine de catástrofes, aunque de las catástrofes clásicas debo advertir, desde Terremoto a El Coloso en Llamas, pero esta Pompeya tiene todas las papeletas para convertirse en un par de años en un exitazo de las tardes de Jueves o Viernes Santo, que supongo yo que mucho más allá de ahí no pasará. Pero la película tiene algunas cosas positivas, que no todo va a ser malo (y ya explicaré luego todo lo malo, que no es poco), por ejemplo, los efectos especiales, como era de esperar, al menos en lo concerniente a la erupción del Vesubio con su posterior tsunami, maremoto para los amigos españoles. Y yastá.
 
Sofrito entre Titanic, Gladiator y otras muchas películas catastróficas, narra la historia de un chico celta a quién se le cargan a toda su familia cuándo era niño y lo esclavizan, claro. Tiempo después convierten a este chico en gladiador, accidentalmente conoce a la protagonista que tiene unos labios muy bonitos y operados, y eso es amor a primera vista, así os lo digo. Y ya en Pompeya, ahí ponen a nuestro protagonista a luchar contra todo lo que se ponga por delante, y cuándo la trama de las peleas ha terminado, entonces el volcán, que venía unos días dando avisos, va y estalla a lo bruto, provocando la destrucción de Pompeya y Herculano, aunque a Herculano aquí ni la mencionan. Y no voy a destripar el final, porque a mi me ha recordado a Titanic, y hasta ahí puedo leer.
 
El caso es que yo he sacado varias conclusiones de esta película, que paso a exponer a continuación:
  • Si eres Jon Nieve, vete preparándote, porque aunque seas protagonista, te van a tener puteado toda la película o saga, o lo que sea, te van a poner a pelear como si no hubiera mañana, con todo aquello que pueda acabar con tu vida, desde que empieza la película hasta que termina este chico se lo pasa luchando, es que pobre Jon Nieve, que no le dan ni un respiro.
  •  
  • Si eres negro, y eres actor secundario, ve preparándote para morir, porque suele ocurrir en muchas películas, y esta no iba a ser excepción, como os lo cuento. El pobre Ático, un nombre muy del PP madrileño, aparte de tenerlo puteado toda la película, de tenerlo peleando sin fin, de salvar a gente de una muerte segura, de ser un crá, van y se lo cargan. Pero no cualquiera, no, se lo carga nuestro siguiente punto.
  •  
  • Si eres el malvado secundario, prepárate a morir también, pero eso si, habrás hecho mil perrerías a todos los protagonistas buenos, y te habrás cargado a alguno, y aunque lo intentarás con el protagonista, probablemente a quién habrás jodido la existencia. Siempre encontrarás un rato, cuándo todos pensamos que ya no pintas nada, que la ciudad está más al borde del abismo que el Gobierno del PP, para seguir haciendo más perrerías, para hacer el mal, y si eres este tipo de personaje, tendrás un nombre complicado, tipo Próculo ¿Hay necesidad?
  •  
  • Si eres el malvado principal, harás más tropelías incluso que el secundario, que suele ser tu matón a sueldo, pero el que ejecuta las órdenes eres tú, y tu final, mucho peor incluso que el del secundario. Claro que morirás después de tu secundario, y tus frases estarán marcadas de odio. Por supuesto, la chica protagonista no te va a corresponder nunca, porque ella siempre va a preferir irse con un pobretón, esclavo y de clase inferior.
  •  
  • El final es de traca, y la escena final también, porque chuchis, todos sabemos que al igual que en La Pasión de Cristo, al final crucifican a Jesús, en esta todos sabemos que el Vesubio lo arrasa todo, o casi todo, porque no puede con el amor, casi algo similar a lo que le ocurría a Leonardo DiCaprio y a la otra petarda en Titanic, que mira tú si no podrían haberse salvado los dos en la tabla, pues aquí algo similar. Pero no quiero desvelar demasiado, jajaja. Megaspoiler.
  •  
  • Cuándo hay una prisión bajo un circo romano, dónde unos gladiadores intentan rebelarse ante las adversidades que los romanos les plantean, basta con encerrar a los gladiadores con una cancilla, pasar un cerrojo sin candado ni nada, porque sabes que los pobres gladiadores jamás tendrán la ocurrencia de pasar la mano al otro lado del cierre para abrirlo, y eso que no hay ningún gladiador rubio, pero creo que algo así hasta se le habría ocurrido a Leticia Sabater.
  •  
  • En estas películas jamás se celebra el día del padre, aquí todos los padres, que son muy buenos mueren, porque ya no hay madres a la antigua usanza que hacían mil putadas a sus hijos, ya no hay Angela Channings, el malo malísimo siempre acabará con ellos.
En definitiva, un argumento triste, previsible, lleno de frases típicas de este tipo de películas, con buenos efectos especiales pero tampoco para tirar cohetes, aunque la película parezca un festival de pirotécnia y fuego, situaciones increíbles que solo pasan en estas películas dónde ya sabes desde que empiezan cómo terminará.

viernes, 20 de junio de 2014

FNF Nº 204

Que me pongo cariñoso, de una semana para otra. Porque hace unos días os estaba haciendo intentar bailar como si estuviéseis en el gimnasio, pero ahora me he puesto tierno, porque si, aunque no lo parezca, vuestro bloguero favorito tiene también su corazoncito, y su lado sentimental.
 
Por eso esta semana os dejo disfrutar de alguien que a mi personalmente me gusta mucho, Toni Zenet, el malagueño del que es complicado encontrar información por internet, que a sus cuarenta y bastantes años sigue haciendo las delicias de sus fans musicales, porque, supongo tendrá también fans cinematográficos, ya que le da a ambos palos. Pero con uno de los temas con los que ha destacado este hombre es con este bolero que os traigo yo aquí, Soñar Contigo, un bolero clásico clásico, con una letra preciosa y una mejor interpretación por Zenet.
  
 
Espero que os haya gustado, y que hayáis disfrutado con él, que yo ya me encargo de disfrutar el fin de semana por vosotros.
 
Bicos Ricos

jueves, 19 de junio de 2014

Nuestra Señora de la Condecoración

Estamos en España que no paramos, chuchis, bien sea por lo del Mundial que nos ocupa gran parte de nuestros pensamientos, por la responsabilidad de ser campeones del mundo, bien por la proclamación del que será nuevo rey de los españoles, Felipe VI, o por la sucesión en la secretaría general del PSOE, un montón de asuntos de máxima importancia que hacen que en este blog en el que no suelo hablar de política, porque es algo que no me gusta hacer en este blog, mucho menos de mi vida privada, y no me quede otro remedio que dedicarles un tiempo, para vuestra desesperación, con lo felices que estaríamos todos hablando de hombretones, pues no, siempe toca algo de política, y hoy, porque me veo casi obligado, pero tranquilos, que lo de hoy será un post si cabe, metafísico, para que no me acuséis de politiqueo rojuno.

Yo sabía cuándo Rajoy fichó al ministro Jorge Fernández Díaz, éste nos daría grandes titulares, y no me equivoqué, y es que tener un ministro opusino siempre es un plus, así os lo digo. Pues bien, iba a decir que la última, pero Fernández Díaz siempre tiene esa capacidad de sorprender. Una de sus últimas fue hace cosa de cuatro meses, condecorar a con la medalla al mérito policial a Nuestra Señora María Santísima del Amor, y dicho y hecho, cualquiera hace cambiar al ministro al que se pudo ver colocando sobre la imagen de dicha virgen la mencionada medalla. Y esto ya no tiene nada que ver con encomendar el futuro de España a Santa Teresa de Jesús, es algo ya más profundo dentro de la propia policía, que, a propuesta de la Dirección General de Policía solicita la más alta condecoración de este cuerpo en favor de una cofradía dónde veneran a esta virgen. ¿Es que nos hemos vuelto locos? Fue lo primero que me vino a la cabeza en el momento de leer la noticia. ¿Acaso ha hecho la virgen algún mérito constatable en favor de la policía? ¿No habrá entre todos los funcionarios de dicho cuerpo nadie a quién condecorar de esa forma? ¿No habrán policías que hayan dado o arriesgado su vida para hacer cumplir la ley? ¿No se la juegan nuestros polis por sacarse un salario digno? Incluso podría haber condecorado a los antidisturbios de las múltiples manifestaciones, a los que se ha puesto en entredicho en distintas ocasiones. Pues no, la medalla para la virgen.
 
Y vosotros me diréis que qué hago yo con una noticia de antes de semana santa, vendiéndola como noticia fresca, porque lo de la condecoración tiene ya su tiempo. Efectivamente. El caso es que Europa Laica y Movimiento hacia un Estado Laico han recurrido la concesión de esta medalla ante los tribunales, como era de esperar. Pues bien, Pimpf, en su labor de investigación, y tratando un tema sobre la policía, a riesgo de jugársela física y bloguerísticamente hablando, ha visto los motivos para los que se deben conceder dichas medallas, y en su reglamento dice que los motivos son "muerte, mutilación o heridas graves con consecuencias permanentes en actos de servicio o por causa de él (excepto accidente, imprudencia o impericia); dirigir o realizar algún servicio de trascendental importancia con prestigio para el cuerpo y con manifestación de excepcionales cualidades; actuación ejemplar y extraordinaria con destacado valor, capacidad o eficacia reiterada en el cumplimiento de importantes servicios con prestigio para el cuerpo; y finalmente, y en general, hechos análogos que sin ajustarse por completo a las exigencias anteriores, lo merezcan por méritos extraordinarios". Juzgad vosotros, ya que dicha condecoración sale del dinero de vuestros impuestos, si es necesario o no condecorar a la Virgen del Santísimo Amor, porque yo os digo una cosa, soy muy devoto de la Virgen de los Dolores de mi pueblo, y así a lo tonto a lo tonto, ha hecho los mismos méritos que la del Santísimo Amor.
 
El caso es que tras recurrir esta decisión del ministro, ahí están poniéndoles pegas para no echar atrás dicha condecoración, pese a estar admitida la denuncia por la Audiencia Nacional. Y aquí es cuándo la Abogacía General del Estado dice que no tiene competencias para estas cosas, y cuándo entre unos y otros se pasan la papeleta, y al final esa virgen, que tiene todos mis respetos, pero no más que la de mi pueblo, se lleva la condecoración. Juzgad vosotros, pero si vamos por la vía superlegalista, méritos extraordinarios sí ha hecho la virgen, faltaría más, y en cada acto que la policía realiza, porque, ¿quién si no está detrás de nuestros agentes velando por su seguridad?
 
Y esto ocurre en un país cuya Constitución, cada vez más en entredicho proclama que "Ninguna confesión tendrá carácter estatal". Cágate lorito. Pero me parece triste y surrealista en pleno 2014, la imagen de un ministro condecorando una muñeca de madera con vestidos y encajes de oro.

miércoles, 18 de junio de 2014

Modou

Y cuándo iba a empezar a leer un libro de otra temática, cayó en mis manos Modou, de la editorial Odisea, algo que, de por si me hizo pensar en rechazar el libro, pero, ver un negrazo en portada (y otra vez las dichosas portadas de Odisea) me hizo echarle un vistazo a la temática, y lógicamente, me atrapó, y me atrapó al punto de leermelo en cero coma, así os lo digo.
 
Modou es la novela de la vida de Modou, un senegalés dedicado a la venta de pulseras en su pueblo costero M'Bour, que víctima del fundamentalismo musulmán tiene que abandonar su hogar. Su primer destino será Saint Louis, dónde para ganarse la vida comienza a vender su cuerpo con extranjeros, conoce al que será su primer amor y decide que su futuro no está en ese país dónde la pobreza y la religión son sus principales frenos a los sueños que tiene. Su futuro está en Europa, la tierra de los infieles cristianos. Sobre la aventura a su paso por Mauritania dónde conoce a Lamin, el Sáhara y Marruecos hasta llegar a la valla fronteriza de Ceuta dónde conocerá a Dembo, otro de los hombres de su vida, su paso en patera a Europa, y las diferencias que se encuentra en el modo de actuar de europeos y africanos. Y tras su llegada a España, la forma de ganarse la vida, el dinero fácil que ofrece la prostitución masculina, los pisos de chaperos de lujo, las rencillas entre los chaperos, su temor hacia los islámicos en general, los clientes y los servicios que hace, su relación con Dembo que le acompaña en su labor de chapero, y su relación con Lamin hasta un final que no os voy a adelantar, que ya he resumido y contado bastante.
 
La novela tiene dos partes, así os lo digo. El periplo de Modou desde M'bour hasta su llegada a Madrid, y después la segunda parte, su vida como chapero. La primera parte es apasionante, así os lo digo, una aventura en toda regla en la que la vida del protagonista está en juego, dónde el choque cultural es brutal, tanto desde el punto de vista del protagonista, como para el occidental medio porque a tan pocos kilómetros no nos imaginamos el infierno que existe, y todo porque solemos mirar para otro lado para no afrontar lo que en el mundo existe. Y la segunda parte, que me ha gustado menos, muchísimo más sexual, en el mundo de chaperolandia.
 
Pero Modou es un libro sexual, que te despertará muchísimas fantasías eróticas, te hará imaginarte a un negrazo joven con un rabo descomunal, todo rabos descomunales, muchísimo sexo, demasiado sexo quizá, muy explicito, demasiado, demasiado crudo, demasiado alocado, sin cabeza, sin protección muchísimas veces, y aquí obvia un punto importante, cuándo habla de penetraciones salvajes de super penes grandes y gordos (porque aquí todos son pollones, nada que nos extrañe cuándo hablamos de senegaleses, mandingos y demás), los escasos miramientos a la hora de eyacular dentro de otra persona, y los comentarios sobre semen y sangre, me han revuelto un poco el estómago, y he pensado en el vih, en la facilidad con qué se contrae el vih, y sobre todo, el riesgo de contraerlo en África. Pero Modou es muy sexual, ya os lo digo, y pese a ello, aunque sea en ocasiones y mentalmente te pone cachondo, no os lo voy a negar. Así me he pasado todo un día de calentón, por culpa del Modou este.
 
Sobre su redacción, un poco cutre, así os lo digo también, lenguaje muy sencillo y de andar por casa, una traducción o interpretación de lo que, supuestamente le ha contado Modou al autor del libro muy básica, y siempre, la lanza de Modou. Yo recomiendo el libro sobre todo por la primera parte. Es la primera vez que leía algo sobre el infierno de los sinpapeles a lo largo de su recorrido por África, desde países dónde todavía existe la esclavitud hasta la poca importancia que dan en Marruecos a la vida de muchos de estos africanos.

martes, 17 de junio de 2014

¿Podemos?

Tranquilos, que no os voy a dar la chapa política, que empieza a acercarse el verano y ya queda menos para que le demos un poco de vacaciones a ese tema tabú, porque, para aquellos que todavía no lo tengáis claro, si hay algo de lo que no me gusta hablar en este blog es de política, mucho menos de mi vida privada. Hoy vamos a hablar de fútbol, de fútbol con mayúsculas, del fútbol que practican otras selecciones de fútbol, pero caris, estamos ya en pleno Mundial de Fútbol de Brasil, y no se puede pasar por alto el ridículo papel que hizo la selección española el pasado viernes, claro que si hay algo que nos disculpe un poco, es que perdimos contra la subcampeona del mundo, pero si hay algo que nos preocupa, es que ahora, cualquier selección puede ganarnos.
 
Hecha la introducción, vamos a centrar el post en dos temas básicos (y futboleros), el partido del pasado viernes, y los próximos partidos. Sobre el partido del viernes poco hay que decir, era San Antonio de Padua, gran santo casamentero y se ve que a él no se encomendó la Roja, nuestra roja, claro, porque los chilenos a su selección también le llaman roja. Yo nada más empezar el partido dije una frase que resultó ser premonitoria "no sé qué coño hace casillas con una camiseta amarilla", quién estaba conmigo me dijo que no tenía nada una camiseta amarilla, y le dije que, claramente, superstición, el amarillo debía estar borrado de nuestros colores oficiales, porque si la bandera española es roja y amarilla (gualda para los más técnicos), sería incomprensible no utilizar el color amarillo, pero es que no lo utilizamos ni en segundas equipaciones, así las tenemos rojas, blancas o incluso negras, pero jamás amarillas, por algo será. Pues eso ha debido ser el mal fario, y de ahí ha debido venir la mala suerte de Casillas que se ha tragado cinco goles, como pollas se tragaría una locaza en un cuarto oscuro. Tampoco debemos culpar a Casillas, que es la parte más visible pero no la única que ha tenido la culpa, porque ahí no ha funcionado nadie, y sobre todo la defensa, aunque, ya lo decía no sé quién, la mejor defensa, es un buen ataque, y eso solo se logró los veinte primeros minutos, después desaparecimos del campo, del Mundial, del mundo. Cinco chicharros que nos hemos llevado y que han hecho que España temblase hasta los cimientos, y yo creo que hasta el mismísimo príncipe temía por su futuro reinado, porque a los futbolistas les temblaban las piernas cada vez que tocaba un balón Robben. O ha sido eso, o que hemos ninguneado a Holanda, con aquello de ganarles la final de hace cuatro años, con un equipo casi nuevo, seleccionador nuevo y todo nuevo, pensábamos que jamás podrían vencer a la campeona del mundo, pero se ve que nos han pillado el truco. El fútbol otrora del tikitaka de Luis Aragonés, el de los bajitos de la selección que nos hizo ganar el pasado mundial tocando muy al estilo Guardiola, ha pasado de moda, y no porque pueda llegar a aburrir, es que les han pillado el truco, ya todo el mundo sabe como ganar a estos equipos, quedó demostrado por el Real Madrid frente al Bayern de Guardiola, o cualquier equipo esta temporada frente al Barcelona. Ya no somos fútbol espectáculo, o sí, según se vea, porque los holandeses han debido disfrutar de lo lindo.
 
Y sin embargo, el bueno de Del Bosque no se merece abandonar la selección con una imagen tan mala, y porque sabemos que los jugadores españoles apelarán a ese orgullo tan necesario en estos casos, porque el orgullo, y los resultados de los otros equipos son lo único que nos puede salvar en estos momentos. A la selección española solo le sirve ganar, y ganar con goles, con bastantes goles. Muchos dudamos ya de que España pueda ganar a Chile, porque están motivados, porque juegan bien, porque su equipo es veloz, justo eso que se nos da tan mal, porque muchos creemos que, aunque Alexis hiciese muy poco en el Barcelona este año, el próximo miércoles hará el partido de su vida. Vamos, que somos un poco negativos, pero no podemos olvidar que España empezó el pasado mundial perdiendo también, con Suiza, y que en el partido en el que nos jugábamos la vida, ganamos a Chile. Pero, aunque veamos todo tan negro que pensemos que jamás volveremos a ver ganar otro mundial, que ni nuestros hijos lo van a volver a ver, y quizá nuestros nietos lo lleguen a hacer (y esto es sacando algo de optimismo), tampoco nos importaría hacer un buen papel.
 
Los resultados próximos pueden dar la clasificación a España, un empate entre Holanda y Chile nos vendría bien, siempre y cuándo nosotros ganásemos el resto de nuestros partidos, clarostá, y con goles, siempre y cuándo pudiésemos, sobre el papel, ganar por goleada a Australia, una selección que en teoría está a años luz de nuestro fútbol y que ha entrado en el Mundial por las plazas que le corresponden a Oceanía. Hay un mar de posibilidades que no tienen por qué cerrarnos el paso, al menos hasta octavos de final, incluso podríamos llegar a cruzarnos en la siguiente fase con Brasil, anfitriona y pentacampeona del mundo. Yo creo que estos desbarajustes que tiene la selección en ocasiones, sobre todo en los mundiales, se deben un poco a la necesidad de apoyo de los jugadores, a crear ese caldo que ellos necesitan para que la gente vaya con ellos a muerte, lo de muerte es un decir, no vayáis a pensar mal. Porque os digo una cosa, y es que hasta la crisi se está comiendo a la selección, porque la gente prefiere que no ganen el mundial otra vez con tal de no darles un pastizal en dinero, y cuánto antes vuelvan para casa mejor. Así me lo han hecho saber ciertos antipatriotas, que lo sepáis.

lunes, 16 de junio de 2014

Los Lunes Día del Espectador. El Gran Hotel Budapest

Y estamos ante una película que ha generado ciertas contradicciones, tanto puede tener muchos fanses como muchos detractores, y yo creo que me encuentro entre los fanses, y no es por hacerles peloteo, que éstos no me van a entrar en el blog, lo tengo clarísimo, pero sin llegar a ser El Gran Hotel Budapest un peliculón, a mi me ha parecido una genialidad de película, y muy divertida, claro.
 
La historia es muy sencilla, y eso es algo que los muy críticos con esta película de Wes Anderson, una chica lee un libro sobre el Gran Hotel Budapest, un libro que ha escrito un señor por una historia que le ha contado Mustafá, el gerente del Gran Hotel Budapest, la historia es sobre el anterior gerente, Gustave H (Ralp Fiennes) y sobre el mismo Mustafá, cuándo comenzó a trabajar en dicho hotel, por lo que la historia se retrotrae al momento en que el escritor hace su novela, que a su vez tiene su acción en 1932. Un lío, que podríais pensar muchos, pero es quizá una de las claves que explican el porqué de tanta excentricidad, porque no deja de ser una historia que el director nos cuenta sobre un libro que un escritor hizo sobre una historia que un viejo le cuenta sobre sus vivencias hace un montón de tiempo. Aclarado este pequeño lío, el resto de la trama es sencilla. Gustave H tiene un lío con una viuda octogenaria, ésta fallece y lega su fortuna a su hijo, pero, lo más preciado que la señora tiene es un cuadro de la época renacentista que lega a Gustave. Sobre los intereses de la familia por recuperar el cuadro, sobre el robo que del mismo hacen Gustave y Zero Mustafá va esta comedia, y por el medio, situaciones entre surrealistas y cómicas en la Europa Prusiana de entreguerras que mezcla el fastuosismo y la decadencia del momento.
 
La película es comedia, comedia pura, aunque no de la desternillante, o eso o que yo no soy de los que se ríen mucho con las películas, pero te mantiene con la sonrisa toda la película, y alguna carcajada también, no os lo voy a negar. El Gran Hotel Budapest tiene dos platos fuertes, su reparto con numerosos cameos y papeles cortos (y algo planos de más) de muchos actores conocidos, y su realización y fotografía, porque en eso Wes Anderson ha dejado su marca importante, y su exquisito gusto. Sobre las apariciones, se pueden citar a Edward Norton (El Club de la Lucha) como sargento de la policía, Jeff Goldblum (La Mosca o Parque Jurásico) como albacea de la viuda difunta que interpreta Tilda Swinton (Las Crónicas de Narnia) y está irreconocible, Adrien Brody como perverso hijo de la viuda o Willem Dafoe el malo malísimo que parece salido de los dibujos de Hanna&Barbera en los autos locos, Jude Law, Harvey Keitel, Bill Murray o Woody Harrelson. Pero sobre todos ellos, el protagonismo de Ralp Fiennes, un actor al que yo en su momento ya le vi su bis cómica, cuándo hacía de malo malísimo en La Lista de Schlinder (creo que he sido el único que ha apreciado su "Te perdono" salvando la vida a algunos judíos). Y el segundo plato fuerte, el montaje, la fotografía, la vistosidad de ciertos colores, la cutrez de algunas imágenes junto con la grandiosidad de la mayor parte de ellas, sobre todo las del propio Hotel Budapest, la grabación de las escenas en diferentes formatos según la diferente época que nos está narrando. Brutales cada una de las miles de tomas de grandes lugares de lujo, no sabría explicarlo aquí, junto con lo milimétricamente que tiene todo medido, hasta el punto de estar perfectamente diseñadas las cajas de los pasteles Mendls que aparecen en la misma, como se ve cada vez que alguien abre una de esas cajas de cartón con un lazo, ver para creer, lo fácil que es abrirlas.
 
Ya os lo digo, me ha recordado un poco a El Buen Soldado Svejk, a Delicatessen, a El Milagro de Ptinto, a Top Secret (si, esa gran comedia de los ochenta) sin ser ese tipo de película, a los comics de Ibáñez con el botones Sacarino, todo para este sofrito al que yo elevaría a calidad de pisto manchego de increíble elegancia y podería visual. Vamos, que yo la veo ahí peleando por algún Oscar, ya os lo digo (si es que las comedias tienen sitio para los Oscar), y aunque algunos por criticar hasta critiquen su banda sonora, a mi me parece de lo más acertado en cada momento. No sé, chuchis, que no le encontramos el puntillo exacto de la crítica. ¿Y vosotros, la habéis visto? ¿Os ha gustado?
 

domingo, 15 de junio de 2014

El Crimen del Capitán Sánchez

Hace un par de días me sorprendía una noticia en la prensa, aparecía en un pueblecito de Galicia, aparecía dentro de un arcón de congelados un cadáver descuartizado, al parecer, de lo que se deduce de las sospechas, el cuerpo de un narcotraficante, nada que asombre demasiado en Galicia, sí el hecho del descuartizamiento, ese acto tan morboso que me ha recordado a un suceso acontecido en el Madrid de 1913.
 
La rolliza Luisa Sánchez Noguerol
Volvemos a esos años de principios de siglo que tanto me gustan, con un suceso que en su momento también llevó ríos de tinta para la prensa de la época. Hacia finales de mayo de dicho año saltaban los titulares, en Madrid había aparecido un cuerpo descuartizado en la Escuela Superior de Guerra. Meses antes, Rodrigo García Jalón, un hombre retirado, mujeriego y viudo que residía en la Calle Divino Pastor nº2 conocía a Luisa Sánchez Noguerol una veinteañera entrada en carnes y de rubio con la que el galán intentó intimar durante un tiempo. Finalmente la moza accedió.
 
Meses después, Rodrigo Jalón, que se jugaba los cuartos en el Casino del Círculo de Bellas Artes de Madrid, tras una tarde de buena suerte en la ruleta decidió cambiar parte de su dinero, pero se reservó 5.000 pesetas de la época en una ficha, que guardó en su bolsillo, salió del casino y fue la última vez que se le vió. Un mes después, en la taquilla del Casino aparecía una joven rubia y entrada en carnes, calzaba tacones y portaba una ficha de 5.000 pesetas, su intención cambiarla por dinero en metálico. Era la única ficha de 5.000 pesetas que faltaba en el Casino, y aquello llamó la atención al encargado del casino, hizo llamar a un botones y pidió que siguiese a la chica. Ésta se dirigió a la Escuela Superior de Guerra.
 
Rodrigo Jalón, la víctima
Efectivamente, la chica era conocida, era la hija de Manuel Sánchez López, un militar que había llegado a Capitán del Ejército en la Guerra de Cuba, originario de A Coruña, con cuatro hijos a su cargo, una mujer que lo había abandonado hacía unos años y su padre. Manuel Sánchez, el Capitán Sánchez era también otro vividor y mujeriego, se había colocado como jefe de ordenanzas de la Escuela Superior de Guerra dónde obtenía los alimentos necesarios para que no le faltase nada a su familia, y que tenía dos grandes pasiones, el juego con el que se dejaba todo su salario y su hija mayor, Luisa, con la que mantenía una relación incestuosa. Pero todo esto se supo después, después de que la policía alertada por el encargado del Casino hiciese acto de presencia en la Escuela Superior de Guerra, dónde descubrieron que había un tabique recién creado en una de las cuadras dónde Sánchez tenía algunas cabras, tras derribar dicho tabique se encontraron con un olor nauseabundo que provenía de restos humanos. De las viejas tuberías del desagüe del edificio, atrancadas por algún motivo, también venía ese fuerte olor, una investigación más profunda que duró un tiempo dio con más restos, entre ellos un pedazo de pubis con vello que delataba que los restos humanos eran de un hombre, y también prendas ensangrentadas que se correspondían con ropa de Rodrígo Jalón.
El Capitán Sánchez
Aunque el capitán Sánchez siempre negó cualquier acusación de asesinato, y no dudó en culpar a su hija de ello, pero las pruebas conducían irremediablemente a él. Según relataron ante el juez, los hechos fueron los siguientes. Sánchez animó a su hija Luisa, a que quedase con Rodrigo Jalón, veía en ello una buena ocasión para poder sacarle algo de dinero, que no le escaseaba al viudo. Le pidió a su hija que lo llevase a su casa, aprovechando que sus hermanos no estarían aquel día, y que éste quería conocer al Capitán Sánchez, y ofrecerle como buen caballero un piso para colocar a la niña, pero el Capitán Sánchez en teoría no estaría presente aquel día. Cuándo Luisa calentase a Jalón, y éste intentase mantener relaciones con ella, haría acto de presencia el Capitán Sánchez, quién ofendido por la actitud lasciva del viudo, pediría cierta cantidad de dinero, para mantener su reputación. Pero el plan no salió como Luisa esperaba, y no se sabe si guiado el Capitán Sánchez por la codicia o por los celos de aquel hombre que se acostaba con la que era su hija y amante, apareció el Capitán detrás de una cortina con un martillo en mano, asestándole dos martillazos en la cabeza que le hicieron perder la vida en el acto. Y tras este horrible crimen, y sacarle todo lo que llevaba encima de cierto valor, entre otras cosas un reloj y la famosa ficha del casino, decidieron deshacerse del cadáver, lo más difícil. Luisa se puso a limpiar el piso, de forma que cuándo llegasen sus hermanos no viesen ni rastro de sangre, y el Capitán Sánchez se encargó de desmembrar el cuerpo, ayudado de un serrucho y otros instrumentos que aparecieron incluidos en el sumario. Parte de sus restos fueron directos a la cocina, dónde intentaron quemarlos, saliendo del edificio un fuerte olor a carne chamuscada, otros de los restos fueron tirados por los desagües y aquellos tan grandes de los que no se pudieron deshacer fueron escondidos tras el tabique.
 
Luisa Sánchez Noguerol entrevistada
Al Capitán Sánchez le abrieron consejo de guerra, declarándolo culpable y cayéndole la pena de muerte, que se ejecutaría en noviembre de ese mismo año en un campo militar de Carabanchel, junto a una tapia dónde los soldados hacían pruebas de tiro, su ejecución, de la que hablaré próximamente aparece relatada en el ABC de la época. Fue enterrado en el cementerio de la zona. Su hija fue declarada culpable, pero por el hecho de actuar bajo las órdenes de su padre, y por el amor hacia sus hermanos se decidió condenarla solamente a cadena perpetua, la chica tras darse un baño de multitudes haciendo entrevistas para los medios, terminó mal de la cabeza, si es que ya no lo estaba y sus últimos días los pasó encerrada en un psiquiátrico.
 
La prensa publicó todo tipo de cotilleos e intimidades, fotos de unos y de otros, noticias más o menos contrastadas, y muchas que no se llegaron a probar, provenientes de Coruña, dónde se le acusaba de la desaparición de un hombre de Miño, que tenía cierta cantidad de dinero por la venta de una propiedad. Tampoco se supo más de su mujer, que supuestamente se había fugado a América por no aguantarle dejándole a cargo de sus cuatro hijos ¿emigrada o asesinada?

sábado, 14 de junio de 2014

Chulazos Temáticos. La Mar de Salados (I)

Aunque sé que muchos de vosotros esperábais un post futbolero, celebrando el mundial de fútbol, o aprovechando que es el día mundial del donante de sangre, algo sobre chulazos con manchas de sangre, pero va a ser que no, lo de la sangre lo dejamos para los domingos, en ese espacio morboso que a algunos tanto os gusta, y que a mi me encanta, así os lo digo. Pues bien, esta semana os traigo, en consonancia con la época del año en la que estamos un post fresquito, los chicos del verano, la mar de salados ellos, todos bañándose en frescas y cristalinas aguas. Y todo por dar un poco de envidia al personal, claro. Si esperábais que saliese yo haciendo un posado a lo Obregón, os diré que sí, que lo suelo hacer, pero que esas fotos no son publicables, más que nada porque ya hay poca audiencia y no queremos que disminuya.










Y la próxima semana seguiremos teniendo chulazos temáticos, claro que si ¿lo dudábais? Aquí tenéis una pequeña pista sobre lo que vendrá el próximo sábado.