miércoles, 29 de octubre de 2014

Lo siento mucho, me he equivocado

Vaya, pues aquí me tenéis hoy con un post que pudiera parecer político, y que sin embargo, toca temas de moralidad y que rozan casi la experiencia religiosa de Enrique Iglesias. Este post va sobre el perdón, nada que ver con la política, porque si a estas alturas debéis tener algo claro es que a mi en este blog no me gusta hablar de política, mucho menos de mi vida privada.
 
Pues bien, hace año y medio abría la veda, y nunca mejor dicho, el rey emérito Juan Carlos I, aunque no precisamente por lo de la caza, que fue lo que le llevó a decir públicamente aquello de "Lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir", cómo si fuese un niño chico después de hacer una travesura. Se había ido de caza cuándo los españoles pasaban penurias, pero no esa caza de toda la vida a la que los ricos nos tienen tan acostumbrados, de caza mayor a África, con lo mal vista que está la caza en España, con lo caro que es irse de Safari, y encima, acompañado con Corina, su amiga del alma que le ha costado prácticamente el matrimonio con la reina Sofía (¿Es todavía reina?¿Reina Madre?¿Exreina)?) Se rompió una cadera en el safari y desde aquella, dimos por hecho que se había portado bien, porque era palabra de rey y nos había prometido que no volvería a ocurrir.
 
Y con él llegó la moda de las disculpas, algo que, aparentemente cuesta mucho decir pero que, en la realidad, no deja de ser algo similar a una promesa electoral, se suelta por la boca y ya está. Algo similar le ocurrió a Gerard Piqué hace unos días con un problema que tuvo con un agente de los Mossos de Esquadra o algo así. A su hermano le pusieron una multa por mal aparcamiento y Piqué se envalentonó con el guardia chuleándose por su situación de jugador del Barcelona, al día siguiente zanjó el asunto con un simple "lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir". Y si al rey le valió el elogio de toda la prensa y la sociedad española ¿Por qué no a Piqué?
 
Pero los políticos han visto una forma de abrir un nuevo filón. Que la cosa va realmente mal, que en tu partido hay cada día un nuevo escándalo de corrupción, pues vas, sales a la prensa y pides disculpas, sueltas un "lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir" y ya está, pero claro, hay que rizar un poco el rizo, que la frase de Juanca está ya muy vista, hay que ser original. Y en estas están los políticos del PP y alguno del PSOE, no os vayáis a pensar. Hace un par de días salía Esperanza Aguirre, tras hacerse efectiva la Operación Púnica que detenía al que había sido secretario general del PP de Madrid, diputado regional, senador nacional, ex alcalde de Valdemoro, etc etc y número dos del PP madrileño, el hombre fuerte de Esperanza Aguirre, Francisco Granados. Esperanza decía ante la prensa, con gesto compungido, clarostá, "pido perdón a los madrileños y militantes por el error de confiar en Granados", y añadió "Hace más de tres años que perdí la confianza en él, pero no tenía ninguna sospecha de él" y también dice "no puedo ni quiero eludir la responsabilidad que me corresponde en el nombramiento de Granados". Y esto último no tenemos muy claro ya que significa, porque Esperanza Aguirre ya no está, no se puede ir porque ya se ha ido, dice aunque sale todos los días en prensa, quizá es un mensaje encriptado para que Rajoy capte algo. Porque no se me va de la cabeza que esto es parte de las luchas intestinas del PP.
 
Al día siguiente, no podía ser menos, y Tomás Gómez, el secretario general del PSOE madrileño también se disculpaba, pero con teatralidad incluida, porque casi echa una lágrima recordando la puñalada que es para él que el que fuera su número dos en la alcaldía de Parla también esté detenido en esta operación Púnica. Pero el que estaba tardando, y para el que Esperanza Aguirre había salido en prensa con más cara que espalda a disculparse, era Rajoy. Y toda la sociedad esperaba algo más del presidente del gobierno que hablar del asunto catalán, algo más que salir corriendo por la puerta trasera sin hablar del tema, algo más que un "lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir", y Rajoy no ha defraudado, porque ha pedido disculpas, también en su línea. Sus palabras "Pido disculpas a todos los españoles en nombre del PP, entiendo y comparto la indignación. En nombre del PP quiero pedir disculpas a todos los españoles por haber situado en puestos de los que no eran dignos a quienes en apariencia han abusado de ellos". Y esto lo ha subrayado todo con una mención especial al sacrificio de los españoles y bla bla bla. Este ya ni tan siquiera se plantea abdicar, como hizo el rey en su momento, ni añade esa coletilla de Esperanza Aguirre de no eludir responsabilidades, ni tan siquiera nos deja claro que no vaya a ocurrir de nuevo algo similar.
 
Porque Rajoy se ha quedado muy corto en este tema, se pensaba que saliendo ante el senado a reconocer los problemas que ha creado su partido eran suficientes, pero la gente pide que, dichas disculpas vayan acompañadas de medidas que eviten que vuelva a suceder algo así, de un reconocimiento de la culpa que vaya más allá de las palabras, porque si pones en un puesto a quién no se corresponde, de alguna forma tendrás que demostrar al mundo que te has equivocado, vamos, que no sé si me explico, y no quiero adentrarme mucho más en el tema, que eso sería ya entrar en cuestiones políticas, de las que no me gusta hablar por aquí, bien lo sabéis.

martes, 28 de octubre de 2014

Ruta por Segovia

Chuchis, este fin de semana he hecho un pequeño y ligero paréntesis en mis estudios (porque lo de ser gafapasta multicultural renacentista no es nada fácil y hay que seguir alimentando conocimientos de forma continua) y allá me he ido a hacer una pequeña ruta por tierras próximas a la capital y que hasta el momento me eran totalmente desconocidas. Los destinos elegidos, cuatro pueblecitos de la provincia de Segovia, cuatro pequeñas joyas y cada uno por lo suyo fueron Riaza, Sepúlveda, Turégano y Pedraza, para finalizar la ruta en un recorrido rápido por Segovia capital. ¿Solo? No, si ya sabía yo que preguntaríais eso. Pues no, uno no hace escapadas solo, y menos hace noche fuera solo, la compañía, la mejor de las posibles, aquel que me aguanta mis rarezas, que no es poco.

Riaza es un pueblecito al este de la provincia de Segovia, muy próximo a la provincia de Guadalajara, es un pueblaco que en invierno tiene que tener cierta gracia, muy cuidado a la par que muy abandonado, muchas casas en venta y un enorme parque con una ermita en el medio en el que no hemos parado, porque nos hemos ido directos a su plaza mayor que tiene la gracia de ser un coso taurino para las fiestas del pueblo, porque por estas zonas son todos muy taurinos, cosa que muchos no entendemos muy bien. La placita es bonita, ya os lo digo, con unos soportales muy chulos.


Casa abandonada en Riaza
 
Casa Consistorial de Riaza


Detalle de Puerta
Y el segundo punto de la ruta era el pueblo de Sepúlveda, situado en el vado del río Duratón que todos conoceréis, un pueblo con una carretera chiquita y que ya os lo digo, tiene su complicación para circular con él, porque no está nada ordenado para la circulación. El pueblo tiene su gracia castellana, es bonito y su plaza mayor de forma irregular muy bonita, con suss soportales, parte de una muralla, un reloj y un campanario, muchísimos detalles tiradores de puertas, cerraduras, vigas y demás. Comer por estos sitios ya os lo digo, complicado si estáis acostumbrados al Big Mac de toda la vida, pero siempre habrá un menú del día de los de toda la vida a veinte o veinticuatro euros, y ya por 36 un menú degustación. El pueblo se corona por una iglesia románica cerrada y saliendo de lo que se supone que fue su muralla otra iglesia más románica pero más nueva, a su lado un mirador precioso al río duratón y su vado, que también se puede visitar pero que, por problemas de agenda no pudimos.


Plaza Mayor de Sepúlveda, vista nocturna


El chalecito en Sepúlveda


Iglesia de la Virgen de la Peña


Vado del río Duratón


Campanario Iglesia Virgen de la Peña


Cerraduras
 
Callejuela de Sepúlveda

Iglesia de San Salvador
 
Plaza Mayor de Sepúlveda
El tercer destino de la ruta era una villa en la que no teníamos muchas esperanzas de que nos gustase, pequeño ya os lo digo y coronado por un castillo en lo alto. La ruta elegida nos hizo llegar al pueblo por la parte posterior del castillo, era Turégano, una villa también anquilosada en el tiempo, con el castillo torroto en lo alto y desde su torre del homenaje puedes disfrutar unas vistas preciosas a una de estas villas que tuvieron su importancia en la historia (a un nivel mucho menor que mi pueblo gallego). Si vais al castillo, ya os lo digo, tiene en el medio una capilla torrota también y abandonada y en lo alto, cuidado con las escaleras, hay riesgo de darse un golpe en la cabeza.


Castillo de Turégano


Castillo de Turégano de cerca


Vistas de Turégano con la plaza mayor en el medio


Cardo
 
Monumento Turégano
La ruta tornaba ya casi a su fin, y el partido del Real Madrid - FC Barcelona estaba próximo a comenzar, el destino, la villa medieval de Pedraza. Pedraza es bonito, ya os lo digo, nada que ver con mi pueblo pero bonito. Me ha recordado en algo a Santillana del Mar, en ese toque de pueblo antiguo para el turismo, una especie de gran decorado medieval dónde apenas hay vida más allá de los visitantes, no vi ninguna farmacia, ningún supermercado, ni una oficina de correos, ya os lo digo. Eso si, la ciudad amurallada con una sola entrada que hace las veces de salida también. Un par de iglesias y un castillo al fondo dónde te salen unas fotos muy bonitas y dónde meses atrás se rodó una de las pruebas de Masterchef. La plaza mayor preciosa.

Castillo de Pedraza


El robado del viaje


Castillo de Pedraza


Entrada a la Villa de Pedraza


Callejuela de Pedraza


Plaza Mayor de Pedraza
 
Plaza Mayor de Pedraza
Y ya sí terminaba la ruta, pero parece que habían ganas de más, así que tuvimos que poner el fin de la escapada en Segovia capital, porque pasar al lado de Segovia y no parar tiene delito, no ver ese gran monumento que los romanos ingeniosamente crearon para que dos mil años después pasasen los coches por él tiene tela. Pero también merece la pena un largo paseo, con pérdida incluida para visitar el Alcázar, al menos desde fuera, y es que ese edificio tiene mucha historia a sus espaldas, entre ella el haber sido residencia de los Reyes Católicos, y a unos metros de allí la plaza mayor con sus soportales y la catedral de Segovia muy iluminada, a escasos metros, la iglesia dónde se coronó a Isabel I reina de Castilla.


Acueducto de Segovia desde la base


Acueducto de Segovia desde lo alto


Detalle de la Puerta de la Claustra
 
Alcázar de Segovia dónde residieron los Católicos
Y ya está, ya os informaré de la próxima salida, y a lo mejor, quién sabe, de alguna salida anterior.

lunes, 27 de octubre de 2014

Mi Compañero de Piso Entiende (VI)

A este post podríamos titularle "Mi compañero de piso entiende (VI). La botella de vino". ¿Y me diréis que no tienen relación ninguna una botella de vino y la presunta homosexualidad de mi compañero de piso? Pues es todo lo contrario a lo que yo he pensado, porque a raíz de eso ya me hice en mi mente una nueva teoría de estas tan disparatadas que os gustan tanto.
 
Una vez más, Pimpfito en la cocina, ataviado con un delantal de lunares tipo folclórica, mi pantaloncito de fútbol, una camiseta interior de asas tipo Alfredo Landa y unas pantuflas monísimas de estas clásicas de cuadros preparando unas lentejas de estas que quitan el sentido y que se me dan tan bien, modestia aparte. Y suena la puerta, uno de mis compañeros de piso acaba de llegar y es concretamente el chico sobre el que tengo yo la teoría de que es gayer, entre otras cosas porque es joven, de un país católico europeo y estudiante de una carrera de letras, porque cotilleando sin querer vi que tenía un bote de popper bajo su cama, porque en esas aplicaciones del demonio aparece un chico muy parecido a él, ese compañero que creí desaparecido por unos búlgaros tras hacerle un butrón por atrás pero que apareció semanas después. Si, ese que os encanta.
 
Pues llegó como siempre, educada y tímidamente saludó, apoyó sobre la mesa de la cocina una bolsa de la compra. Y aquí otro pequeño inciso, porque este creo que podría ser otro síntoma de homosexualidad manifiesta. Mi compañero de piso solo hace la compra en el supermercado de El Corte Inglés, y bien esto puede significar que es muy pijotero o bien que es un poco mariconazo, pero esto es solo una teoría mía. De la bolsa sobresalía una botella de vino blanco. Y hasta ahí puedo leer. Que no, malpensados, que ya me hice yo una teoría sobre esa botella. Viernes al mediodía, y con una botella de vino blanco. Este se piensa que esto va a ser cómo todos los últimos fines de semana y que tendrá el piso para si solo, que podrá volver a llamar a su apolíneo y melenudo amante que me dejó tres pelos largos en la bañera, y ahí conseguir un certificado de sodomita español. Claro que, ese fin de semana tanto Gordi como yo estaríamos por allí.
 
Seguí dándole vueltas a la teoría del vino, porque quizá fuese a preparar una cena super romántica, con velas y de fondo sonando esa música de sesiones hardsex que se pone que parecieran de una película porno dónde a uno le meten puños por el ojal. Me imaginé a un chico con el pelo largo de perfil griego, dispuesto a hacerle un butrón allí mismo, dónde Gordi duerme la siesta todos los días con la camiseta medio levantada enseñando barriga. Una velada perfecta que, yo no es por ser marica mala, pero estaba convencido de que no llegaría a ocurrir. Y minutos después, mientras yo fantaseaba, la botella de vino desapareció. Pero no os penséis que era vino para cocinar, que siempre estáis dispuestos a darme contrateorías, no, era un vino blanco bueno. Bah, quién dice bueno, dice un vino blanco de Valdepeñas o algo así, pero vamos, sin llegar a un nivel de Albariño. Yo le calculo tirando por lo alto unos seis euros la botella, que a mi esa marca no me sonaba, por lo que muy pijotero tampoco es. ¡Que me desviáis del tema! Que se llevó la botella. Y yo pensé que ya que en el piso no iba a tener la intimidad suficiente, se llevaría la botella de vino a alguna cena romántica con un chico de Roma engominado y con la camiseta abierta casi hasta el ombligo, dispuesto también a hacerle un butrón. Pero no, mi sorpresa llegó por la noche, cuándo el chico este salió de casa y dejó en el lugar dónde guardamos los envases de vidrio para reciclar con la botella vacía. ¡Se había pimplado él solito durante la tarde la botella de vino!
 
¿Y en qué queda mi teoría de la cena romántica? En nada, una nueva teoría frustada. Claro que, mi mente maléfica ideó una nueva teoría. La teoría del autobotellón, que por lo visto no soy el único en el mundo que la practica. Un autobotellón y un buen pedete ¿Para qué? Pues para eso que todos estáis pensando, para irse de juerga por el Madrid oculto, para quedar en un piso de Carabanchel con dos latinos dominicanos, un chico de Palencia y tres eslovacos delgados de ojos azules como recién sacados de una película porno de esas centroeuropeas y poner el culito en pompa dispuesto a que le hagan un megabutrón. Esa noche llegó a las cuatro de la madrugada, y yo estaba ya como una madre, nervioso y sin poder dormir pensando si le habría pasado algo. Porque después de todas estas teorías, sigo pensando que mi compañero de piso es gayer ¿Qué explicación le dáis vosotros a la botella de vino?

domingo, 26 de octubre de 2014

El peor crimen perpetrado contra un individuo en la historia de Indiana

Lo sé, pensáis que me he quedado un poco corto con el título, y que éste serviría para el titular de un diario de provincias, pero no es cosa mía, como el peor crimen perpetrado contra un individuo en la historia de Indiana se conoció al crimen de Sylvia Likens, tal día como hoy en 1966, en Indianapolis, en el estado de Indiana en los Estados Unidos.
 
Si pensábais que habíais visto todo ya en cuánto a la crueldad humana, quizá esta historia todavía os sorprenda, porque en esta ocasión, la realidad supera a la ficción, y es que no hay una cabeza pensante tan macabra, así os lo digo.
 
En junio de 1966 el desavenido matrimonio de circenses que trabajaban en Florida decidió dejar a cargo de Gertrude Baniszewski a dos de sus hijas, Sylvia Likens de 16 años y a su hermana Jennifer, que padecía poliomielitis desde los cinco años lo que le había dejado en mal estado una de sus piernas. Los Likens llevaban años sin ser un matrimonio, habían tenido cinco hijos de los cuales cuatro eran mellizos y durante largas temporadas trabajaban fuera por lo que no podían atender a las chicas. Conocieron en la iglesia a Gertrude Baniszewski, una señora de 37 años que aparentaba muchos más, a la que confiaron a sus hijas a la razón de 20 dólares semanales que a Gertrude le hacían mucha falta.
 
Gertrude Baniszewski había tenido una vida complicada. Cuando tenía 11 años su padre falleció de un ataque al corazón delante de ella, y cinco años después decidió dejar los estudios y casarse, parecía que la vida le sonreiría y encontró a un diputado, John Baniszewski con el que se casaría y tendría seis hijos, Paula, Stephanie, John, Marie, Shirley y James Baniszewski. El matrimonio duró diez años, y luego se divorciarían debido al carácter del diputado. Conocería años después a Dennis Lee Wright un joven de 23 años con el que decidió irse a vivir y que la dejó nuevamente embarazada, fruto de esta relación nació su hijo Dennis Lee Wright Jr, pero el padre de la criatura los abandonaría nada más nacer, solamente acudía a visitar al niño para intentar sacarle algo de dinero a Gertrude. Así pues, separada con siete hijos a su cargo y un chulo que la traía por el camino de la amargura, decidió que a cambio de 20 dólares semanales podría cuidar de dos chicas más, porque ya puestos....
 
Y todo parecía ir bien, al menos los primeros días, porque Sylvia y Jennifer se integraron muy pronto a su nueva familia postiza, colaborando en las labores del hogar. Pero no pasó ni una semana cuándo el primer comportamiento anómalo. Gertrude debería haber cobrado los 20 euros semanales, que por alguna razón tardaron en llegar, Gertrude llevó a las chicas al sótano, las desvistió y las azotó con una pala, su comentario fue "Bien, perras, he cuidado de vosotras una semana para nada". Cómo Jennifer, la pequeña sufría la polio, su hermana Sylvia propuso que mejor la golpeasen a ella, para evitar un mal mayor a su hermana. Finalmente el dinero llegó, y pocos días después también la visita de los padres de las chicas, que no vieron nada raro por lo que volvieron a sus actividades circenses convencidos de que sus hijas quedaban en buenas manos. Todo lo que ocurrió después es ya gore, así os lo digo y todo porque Gertrude veía a Sylvia como una sucia y una promiscua.
 
Después de dos días tras la visita, Gertrude observó que Sylvia se pasaba muchas horas en una tienda de comestibles, preguntó a la chica por qué perdía tanto tiempo allí y esta le contestó que ayudaba con los envases de los refrescos para sacarse un dinero extra. La respuesta de Gertrude fue contundente. Ordenó a la chica a desnudarse delante de sus hijos y de Jennifer y la obligó a introducirse una de esas botellas de coca cola por la vagina. La botella se rompió dentro ante las risas y aplausos de sus hijos mientras ella fumaba como una descosida. Los castigos continuaron, a modo de azotes con una paleta que bien se los propinaba ella o su hija Paula, una chica de unos 86 kilos de peso que disfrutaba haciendo sufrir a Sylvia. Habían decidido tenerla sin comer, y se alimentaba básicamente de galletas saladas, sobras y algún trozo de pan que robaba su hermana.
 
Pero a los castigos físicos se sumaría más gente. Entre ellos Coy Hubbard, el novio de su hija Stephanie, un chico de casi dos metros de alto y una burrada de kilos que estaba aprendiendo judo. Ante un nuevo mosqueo de Gertrude, ésta ordenó a Coy que la tirasen por las escaleras del sótano, tras la caída estuvo la chica dos días inconsciente. Una de las actividades preferidas de Coy era lanzar por el aire a la joven y darle mientras alguna patada al aire, se suponía que debería caer su cuerpo en un colchón, pero no siempre era así. Recibieron la visita del reverendo y de una enfermera, se fueron preocupados por la situación de la familia pero nunca llegaron a hacer nada, Gertrude les había dicho que Sylvia se prostituía y corrompía a sus hijos.
 
Días después, tras recibir varias patadas entre las piernas, la chica no pudo evitar orinarse encima, el castigo de Gertrude fue otra  vez una botella de coca cola y obligarla a comer sus excrementos. También baños de agua casi hirviendo, que en al menos una ocasión le costaron un desmayo en la bañera. Deshidratada y desnutrida dejó de resistirse a los castigos. El tiempo que le quedó de vida lo pasó sin ropa. John, el hijo de 13 años disfrutaba con los gritos de la muchacha mientras le daba patadas en el vientre o la cara, o cuándo le apagaba cigarrillos en los brazos o darle todo tipo de puñetazos. A la orgía macabra se unió Rick Hobbs, un chico del barrio que se había enamorado de Sylvia a su llegada pero que no fue correspondido, él junto con Coy disfrutaban atando a la joven y propinándole toda clase de golpes. Por aquellos días, Gertrude dijo a los vecinos que la llegada de Sylvia solo había traído problemas, que la chica era una prostituta bastante indomable y que había tenido que enviarla a un reformatorio. Pero la casa de Gertrude se convirtió en lugar de encuentro de muchos chicos del barrio y de sus novias, todos a torturar a Sylvia. Cuándo en el juicio les preguntaron por qué habían hecho eso y por qué no dijeron nada, se limitaron a contestar con un simple "no lo sé señor". Uno de los hechos más tortuosos fue cuándo tatuaron sobre su vientre con una aguja incandescente la frase "Soy una prostituta y estoy orgullosa de serlo". Cuándo la aguja dejó de quemar, decidieron terminar la faena con cortes.
 
Unos días antes de su muerte, Sylvia tuvo intención de escaparse, el castigo, un golpe con un palo de escoba en la cabeza que la dejó nuevamente inconsciente después de que su hermana fuese obligada a abofetearla. Paula, la hija mayor decidió que debían curar sus heridas con sal. Y Sylvia dejó de reaccionar. Cuando Gertrude se dispuso a limpiar a la chica que estaba sucia y olía mal, con una manguera que acercó desde el jardín, esta no respondió. Entonces, Rick Hobbs tuvo una excelente idea, llamar a los de emergencias, para que reanimasen a la chica y quedar como unos héroes. La policía salió asustada de allí. La autopsia desveló multitud de maltratos, sumados a los que contó su hermana Jennifer, y certificó su muerte por hemorragia cerebral, shock y desnutrición.
 
El juicio declaró culpable a Gertrude de asesinato, y le impuso de pena cadena perpétua, finalmente cumplió 20 años de prisión y salió por buena conducta, falleció poco después de cáncer de pulmón. Así mismo, su hija Paula a cadena perpetua de la que cumpliría 7 años en prisión. Coy Hubbard declarado culpable de homicidio y una pena de 21 años de prisión, entraría y saldría de prisión muchas más veces. Richard Hobbs tuvo también la misma pena que Coy Hubbard, pero su destino fue fallecer a los 21 años de un cáncer de pulmón. A Stephanie Baniszewski le cayeron 12 años de prisión y a su hermano John otros 21. John al salir de prisión se hizo pastor laico para contar su historia ¡Manda huevos!

sábado, 25 de octubre de 2014

Chulazos Temáticos. Torsos (I)

Esta semana me he propuesto poneros difícil la elección, ya os lo digo, porque he elegido un tema de estos que ponen a uno muy cachondo, y por si fuera poco, a los que no les ponga tan cachondos les llenará de envidia, menos mal que he puesto una foto para que sea vuestro puchingball, que sé que vuestros comentarios irán dirigidos ahí, apra que descarguéis vuestra ira. Efectivamente, como muchos habréis podido adivinar, hoy esto va de torsos, de pedazo troncos bien proporcionados con sus tabletas de chocolate (que vosotros tenéis prohibido tomar), con sus pechazos bien puestos, con su con su, con todo lo que estos tienen. En algún caso he preferido ocultar la cara, bien porque el chico era un chico un poco gamba o bien porque se trataba de preservar su anonimato, lo que ha ocurrido por ejemplo con mi foto, que no os digo cuál es. Ahí os dejo con estos chulazos temáticos que espero os encanten, yo ya tengo favorito, clarostá.
 
Mi favorito, sin más (ya está pedido, que lo sepáis)

El indeciso, no sabe si quitarse o ponerse los vaqueros

El chavalín, cuándo tenga mi edad a ver cómo está..

El leñador, por lo de la camisa a cuadros

Un poco más abajo....

El concentrado, sencillamente perfecto

Ronalda, la Mari que no podía faltar, descomunal, todo hay que decirlo

El chico tableta latina

En este blog no se enseñan pirolas, ¿lo sabíais, no?

¡Eres guapo! ¡Bah, no sé si creérmelo!

Demasiado sin ser demasiado

Ay, chuchis, que ya tengo pensado de qué será el post de la próxima semana, y para muestra un botón, os dejo la foto de abajo, que bien podéis ir adivinando de que va el tema que es muy sencillo, y ya os lo digo... no será de fondos azules, algo mucho más básico.



viernes, 24 de octubre de 2014

FNF Nº 216

Parecía más o menos claro cuál iba a ser el video de esta semana, porque ya mencioné mi admiración hacia esta canción en el post del pasado lunes, en mi crítica no tan crítica sobre Vivir es fácil con los Ojos Cerrados, que en el fondo hacía referencia al paso de John Lennon por Almería dónde se dice se inspiró para crear esta maravilla de la música, el Strawberry Fields Forever.

Siempre he sido admirador de los Beatles, así os lo digo, desde pequeño, pero también es cierto que por aquella época solamente me llegaban el She Loves You y el Yellow Submarine, pero la fama que ha acompañado a los The Beatles hasta estas alturas viene por otros grandes temas, aquellos que yo, cuándo era pequeño desconocía, y que descubrí con un disco de vinilo de portada blanca que cayó en mis manos, el The Beatles, más conocido como White Album que era en realidad su décimo disco. Y ya quise más de los Beatles, tenían algo especial. Y ahorré para autorregalarme uno de estos recopilatorios de la banda de Liverpool que salieron en los años 90. Aunque quería comprarme el recopilatorio rojo, el de los primeros años, estaba agotado y tuve que comprarme el disco azul, una recopilación de los principales temas de los años 1967-1970, cual sería mi sorpresa ante tal joya, los años de la madurez Beatle.


Aquel disco azul de los The Beatles comenzaba con este Strawberry Fields Forever que yo prácticamente desconocía pero que me enamoró mil, y que yo os dejo como música en esta semana de aniversario Pimpfiano que hemos tenido, y que sepáis que aunque viejo, ¡a los Beatles ya no los pillé yo tocando en directo, todo por recopilatorios!

Sensibles

Debo confesar una cosa que a lo mejor os va a sorprender. A mi en este blog no me gusta hablar de política, mucho menos de mi vida privada. Ya está, ya lo he dicho. ¿Sorprendidos? Vale, pues hoy tampoco voy a hablar de ninguna cosa de las dos, voy a hablar de Almodóvar, porque yo soy muy fan del cine español, así os lo digo.
 
Yo creo que la sociedad española está muy sensible, pero que muy sensible, y para demostrarlo voy a hablaros de una noticia que está muy de moda y es sobre la mamarracha de Almodóvar. Hace unos días, en una entrevista no sé dónde, me imagino que de radio, Pedro Almodóvar, el director manchego más internacional de España opinaba sobre las tarjetas opacas, y una vez más se montó la de Dios es Cristo. Y la verdad, no lo entiendo muy bien. Concretamente Pedro (Peeeeeeedrooooooo!) dijo "yo si hubiera sido un hombre analfabeto, gallego, .... voy y espero al señor Blesa o al señor Rato y le corto el gañote". Pues no faltó tiempo para ver cómo crucificaban en redes sociales a Pedro Almodóvar. Los españoles es que no aprendemos mucho, y no lo digo por Pedro, lo digo porque preferimos demonizar a la mamarracha antes que cagarnos en los muertos de Blesa o Rato, y ya fue más noticia lo de Pedro que lo de los chorizos estos. ¿Hola?
 
Y todo esto hablando de las tarjetas opacas, y del estupor que nos ha dado a todos ver cómo estos señores se gastaban el dinero de la entidad financiera que fue rescatada con dinero de todos los españoles por ejemplo, en puticlubs. De las palabras que Pedro Almodóvar dijo, deduzco que quiso decir que, si a él lo hubiesen estafado habría ido a por los máximos responsables de la circulación de estas tarjetas, sin más. Luego Almodóvar colorea un poco su titular, y para ello pone un ejemplo, el de un analfabeto gallego al que convencieron para que firmase una compra de acciones preferentes de una entidad gallega y tuvo que firmar con su huella digital. Y es que la prensa, hace cosa de un año o dos años, cuándo estalló el escándalo de las preferentes sacó a relucir varios casos de personas que habían sido timados por su entidad financiera de confianza, y si, había analfabetos gallegos, porque todavía los hay y por norma general son gente mayor que en su momento no pudo acceder a los estudios, hubo gente que firmó con su dedo, otros que lo hicieron con una X, o con su inicial, hubo gente con estudios y sin ellos, hubo gente gallega y gente de Valladolid (y no se me enfaden los vallisoletanos) o de Madrid que en Bankia se despacharon a gusto. Obviamente, si Almodóvar fuese un ejecutivo catalán del sector alimenticio al que le cuelan unas preferentes, habría pensado lo mismo, pero el titular habría sido menos dramático. Por lo tanto, no creo que con este comentario quisiese que pensásemos que los gallegos somos unos analfabetos, ni dar esa idea de que los gallegos somos todos así, y supongo también que Almodóvar es consciente de que en el diccionario de la RAE ya solo se recoge el término gallego para hablar del topónimo de los que somos de esa comunidad autónoma.
 
Pero me sorprende como de una simpleza se ha hecho una montaña de mierda. Quizá las palabras de Almodóvar no han sido las más apropiadas aunque no veo nada malo en ellas y podría habérnoslo vendido de otra forma, pero no señores, me sigue importando más el uso de esas tarjetas opacas. Me sigue preocupando que mientras muchas personas salen a la calle a solicitar que les devuelvan lo invertido en las preferentes, los directivos de aquellas entidades financieras estén ahora cachondeándose de la justicia y amparándose en argucias de leguleyos que sus abogados de prestigio han hecho para librar, con la conciencia más que tranquila porque esta gente tampoco tiene muy clara esta frontera. Claro que lo fácil es que cuándo la mamarracha de Almodóvar abre la boca, aprovechando que cae mal en general a mucha gente y que el Pisuerga pasa por Valladolid, levantar una columna de humo nuevamente que nos haga ver en el manchego a una especie de enemigo de los gallegos que nos va por ahí desprestigiando. Pues no señores, menos humo con las palabras de Pedro y más preocuparnos por ver a quién votamos en las próximas elecciones, porque a fin de cuentas, votar a chorizos es ser un poco cómplice de ellos, o al menos de darles el visto bueno.

jueves, 23 de octubre de 2014

Adan y Eva

Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada. Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban.
 
Seguro que muchos habíais leído ya este pequeño párrafo de la Biblia, del Génesis 2, dónde se da cuenta de la creación de la mujer a partir de la costilla de Adán, se habló de su desnudez y empezó parte del machismo que impera en nuestra sociedad. Claro que todo es interpretable, así os lo digo, como católico practicante que soy. Pero no quería yo hablar de la Biblia que podría estar ya muy pasada de moda, yo siempre os traigo un tema muy interesante que es el último grito (me encanta esta expresión tan trasnochada y ochentera), os voy a hablar del nuevo reality de Cuatro, ese canal que pertenece al grupo de Telecinco.
 
El pasado martes, Cuatro estrenaba un nuevo concurso que la cadena casi amiga define como "un novedoso programa de citas en el que las parejas se muestran al desnudo". Pues ya está, ¿qué más queréis? ¿Calidad? Es demasiado pedir. Por el momento nos ofrecen carnaza y dudo mucho que los hagamos salir de ahí. La adaptación del programa holandés "Adam looking for Eva" que en su país de origen tuvo cierto éxito, aunque tampoco para tirar cohetes, al punto de ser exportado poco después a Alemania, llega a España y consiste básicamente en soltar en una playa desierta en lo que se supone un paraíso, aunque a kilómetros se ve la civilización y las urbanizaciones, a un chico que supuestamente hace de Adan y a una chica, que supuestamente es Eva, pero luego les van metiendo allí más gente, en el primer programa un chico y una chica más, y todos desnudos. La gracia del programa dicen es ver si vencen el pudor de la desnudez en los momentos iniciales y terminar el programa con una pareja, para verse finalmente vestidos. Un sin sentido ya os lo digo yo.
 
Porque la gracia del programa para mi ha residido básicamente en ver cacho, a eso me he dedicado todo el primer programa, aunque los concursantes gran parte del programa se lo pasan tapando sus partes pudendas y los cámaras otro tanto, buscando las perspectivas dónde menos se viese carnaza. Un morenazo con un cuerpazo totalmente depilado y desnudo por la playa, no excesivamente dotado, y una chica con pinta de corta y marca de bikini, luego meten allí a otra rubia que tiene menos pinta de corta pero es más corta aún, ambas chicas con poco pecho, y finalmente un pelirrojo madrileño bien dotado y haciéndose pasar por culto. Conversaciones del tipo "Alhambra viene de alambrada?", "polivalente... a mi no me hables con palabras raras, ¿qué es polivalente?", "a mi me encanta leer libros, de Dan Brown, que para algo tienen que servir los libros". Básicamente, se pasan supuestamente unos días en la isla, o lo que podría ser una noche y al día siguiente hacen un miniconcurso para ver quién elimina a quién, por ejemplo, ayer una de las chicas decidió expulsar a su otra rival y quedarse con los dos chicos, poco después tenía que elegir con cuál  de ellos se quedaba, y cuándo una descerebrada tiene que elegir, pues deja fuera al chico un poco más culto y se queda con el que es más mono. ¡Lo que habría cambiado en versión Adán y Caín! Porque yo me quedo con el pelirrojo del rabazo, ¡ya os lo digo! ¡Que encima sabe que en el Reina Sofía hay exposiciones temporales!
 
En resumen, un programa malo, que importamos de Europa, para que luego nos hagan ver que Europa es lo más, dónde se muestra a unos jóvenes con cuerpazos totalmente desnudos y con poco cerebro, para que nuestro único morbo sea ver si hay cacho y si están buenos los concursantes, dar envidia por sus cuerpazos y que nos riamos a base de bien de su incultura, que parece algo que a los españoles nos gusta, ver que hay gente más inculta aún que nosotros, y en parte así nos va. Y ya está, porque el resto del concurso es totalmente prescindible, su mecánica, y todo lo demás sobra. Es triste pero es así. Eso si, la próxima semana ahí estaré clavado comparando si los chulazos tienen o no más rabo que este humilde Golden Member que os escribe.
 
Pd.: La próxima semana concursante gallego hippie.