viernes, 15 de abril de 2011

El tío de las Américas

Llegué anoche a casa con pocas ganas de prepararme la cena, y pendiente de lo que ocurría en el mundo a través de mi facebook, para que me adelantasen alguna novedad política en el pueblo, o que mi madre se preocupase por mi, como hace a diario, y en la bandeja de mensajes había un número 1 en rojo, un mensaje. Pensé que sería de mi D., me equivocaba, pues acababa de hablar con él por teléfono.

Un tal C.A. me escribía unas escuetas palabras "Que gusto encontrarte por aquí, soy C.A. de los familiares argentinos, encantado de estar de nuevo en contacto contigo". Al momento me di cuenta de quien era, el tío de las Américas.

El tío de las Américas llegó a mi vida hace casi diez años, a través de un rudimentario foro en el que yo buscaba información sobre mi primer y extraño apellido por el mundo adelante. Somos pocos y la mayoría nos concentramos en mi pueblo, hay otros que están fuera, pero en ayuntamientos cercanos al mío, provienen de la misma familia, en grados más lejanos, y el mensaje que provenía de Argentina con alguien con un apellido igual provocó en toda la familia, y en aquellos que tenemos este apellido una alegría inusual. Se llamaba C.A., estaba jubilado, tenía un montón de hijos y varios hermanos con el mismo apellido y en sus primeros mensajes me comentó que su padre, había emigrado de muy joven a Argentina, a primeros de siglo, cuando en Galicia no había apenas para comer y cruzar el charco, hacia tierras ricas y prósperas como Argentina eran la solución a los males familiares y a la decadende economía gallega. Las cosas ahora habían cambiado, pero a él ya no le interesaba volver a la tierra de su padre, aspiraba a llevar una jubilación tranquila en su Argentina natal.

Mi abuelo que por aquel entonces vivía todavía, decía que sus recuerdos de sus antecesores eran escasos, pero por lo que le contaban, sus bisabuelos tenían un espectáculo de marionetas que recorrieron España a mediados del siglo XIX, al llegar a mi pueblo decidieron quedarse dos hermanos casándose allí mismo. Uno de esos dos hermanos era el abuelo de mi abuelo, el otro era el abuelo de C.A. cuyo hijo emigró a sudamérica. ¿Un poco lío no? El caso es que por allá tengo un familiar lejano, lejanísimo con el que me he reencontrado ayer por internet, pero esta vez vía facebook.

Nunca había visto ninguna foto de él, hasta ayer que al abrir su perfil me di cuenta, sin lugar a dudas que lo de llevar el mismo apellido es algo que marca genéticamente. Es un fiel reflejo de lo que era mi abuelo, o alguno de sus hermanos, muy parecidos todos, la fisonomía de los ojos, la nariz fina y alargada, y las orejas grandes, no hay lugar a dudas, y así se lo hice saber en mi primer mensaje de recibimiento "Encantado de volverte a ver, por aquí será más sencillo y rápido mantener el contacto. Tengo que decirte una cosa, eres igualito a mi abuelo y a sus hermanos, asombrosamente parecido".

C.A. sueña con Galicia, con un viaje a conocer a sus "primos lejanos" antes de que se le acabe el tiempo, alguno de sus sobrinos ha venido ya a estas tierras, y a mi, por el cariño que nos muestra, me encantaría que conociese el pueblo en el que su abuelo, o bisabuelo titiritero decidió quedarse hace más de cien años.

14 comentarios:

  1. A mi lo del tío de las américas siempre me ha sonado al indiano que vuelve millonario y reparte entre toda su familia el esfuerzo de tu vida. ¿Te va a tocar algo? Me refiero económicamente, no sexualmente jejeje

    Un beso (transatlantico)

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, con ese "cristo" de la cabecera yo haría la "pasión" completa. Incluida la resurrección y ascenso a los cielos :)

    Un beso (pasional)

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja, Parmenio, pues como dije, vivieron tiempos mejores allí en Argentina, ahora tiene para uan vida digna, supongo, pero para repartir entre sus hijos, que no son pocos.

    Ta molaol chico?

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  4. Siiiiiiii :)

    ¿Me lo presentas?

    Un beso (babeante)

    ResponderEliminar
  5. Otra vez aparece el alter ego, jejeje. En mi familia también hay un pariente lejano en las américas, pero lo tenemos perdido. En tiempos del mítico "¿quién sabe dónde?" de Lobatón, trataron de encontrarlo, pero no se pusieron de acuerdo en quién iba a la tele a contarlo y ahí quedó la cosa.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  6. En la mia hubo uno, pero se volvió a España, y con el la parentela, y ahora están aquí de nuevo, con un acento raro, entre español y de allá, jajaja. Tiene que ser curioso encontrarse con un familiar lejado, a ver si te viene a ver y ya haceis el completo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Erbitxin, haber ido tú a la tele que pareces un hombretón, que además, siempre es muy interesante recuperar familiares perdidos.

    Kotei, a mi me recuerda a un capítulo de Cuéntame que se volvía un tío o algo así de las Américas. Hace ilusión su cariño tan solo por un simple apellido, e imagina, que tengo primos lejanísimos buenorros...

    bicos Ricos

    ResponderEliminar
  8. Bueno, si en alguna oportunidad vienes a verle, te cruzas la cordillera y pasas a visitarme que tu tío y yo estamos cruzando el "muro nevado"...jejejeje. Me ha gustado mucho el nuevo encabezado, muy acorde a esa semana que se nos viene. Cariños Pimpf.

    ResponderEliminar
  9. Que interesante historia! las migraciones de alla para aca o de aca para alla siempre tejen historias maravillosas.

    Mira que recien encuentro una utilidad al bendito facebook!

    Que buena historia!! me ha gustado muchisimo!

    ResponderEliminar
  10. Yo tengo pendiente, en algún siglo lo haré, cuando gane más de 600 euros, jejeje, un viaje a TORINO, (Turín), que es donde más italianos se aglutinan que comparten mi apellido materno, para conocer a alguno de ellos en persona, por la cosa del apellido, mientras tanto espero...

    ¡Otra cosa! Dile a los romanos de tu pueblo que no saben tomar medidas.... ¡que al Señor se le ha colado la corona de espinas y se le ha escurrido quedándole de collar.....! jejejeje

    ResponderEliminar
  11. Jo, yo de familia viviendo en el extranjero tengo a mi padre en Oporto, a mi primo Alberto en Stüttgart y a mi primo Ernesto en Dinamarca. A ver si puedes conocer a tu tío argentino...

    Biquiños con mel.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  13. Puedes creer que me he pasado de frente al escrito y no he visto en encabezado? jajaj y ahora que leo los comntarios me he percatado jojojo... qe guapo!! :)

    Veras como el Facebook reune personas jajaja
    ojala que valla a Galicia y le hagas de Gia Turistico xD

    ResponderEliminar
  14. Bueno, felicidades Pimpf por la noticia de tu nuevo tío, espero nos ea una broma con lo dela foto, je je je.

    Abrazos.

    ResponderEliminar