martes, 5 de abril de 2011

Una otitis

Hoy pareciera que todo está al revés, y cuando debería estar ya en mi trabajo, me dispongo a tumbarme para dormir un rato porque no he pegado ojo, he tenido y tengo una otitis.

Ayer por la tarde tenía molestias en el oído, notaba como si tuviese liquido. Achaqué esto a la altitud de Madrid. Pero por la noche comenzó ese liquidillo a ser más que una molestia. No había pasado una hora, cuando ya tenía decidido que hoy iría al médico a que me viese el oído y es que además de tener una ligera pérdida de audición en ambos oídos, tengo los tímpanos perforados, según me dijo el doctor Rino una vez.

Al rato esa molestia se había convertido ya en un auténtico dolor, un dolor que no cesó hasta casi las seis de la madrugada. Claro que antes decidí que una noche con dolor de oído no la aguantaba y me decidí a ir a urgencias, que para eso tengo seguro privado. Un poco desesperado, y por lo que pudiera pasar llamé a mi D., que lógicamente estaba dormido. Y ahí me fui al centro hospitalario más cercano a mi casa. Caminando a menos de diez minutos. Allí parecía que no querían abrir, porque tras llamar al timbre se tomaron su tiempo. Cuando me abrieron, me dijeron que allí no tenían ningún doctororl, que solo tenían uno de medicina interna. Tras tomarme los datos, cubrir interminablemente las fichas, enviarme 10 minutos a la sala de espera mientras el médico se desperezaba probablemente de un sueño confortante, me atendió. Antes, la ATS-DUE que estaba por allí, me tomó la temperatura como si fuese una de las mujeres de neutrex plus oxiaction multi, con un termómetro que a mi me recordaba más a algún método para luchar contra la invasión de los ultracuerpos, un termómetro a distancia que puso sobre mi frente. Tanto moderneo, y tan lejos me tomó la temperatura que salieron 35,5º. Le pregunté, entre mis delirios por el dolor, si realmente, con esa temperatura si estaba vivo o muerto, que esa temperatura era más de alguien recién metido en una cámara frigorífica. El médico me vió el oído y dijo que estaba algo inflamado, con alguna rojez, normal, como voy a tener el oído, si no rojo, esas cosas se llevan en la sangre, y no penseis que el comentario es político, que aún delirando, sé que en este blog no se habla ni de política ni de mi vida privada. Así que me recetó unas gotas con antibiótico, un poco de ibuprofeno, y finalmente, para el dolor, nolotil.
Comenzó el periplo de buscar por Madrid centro una farmacia abierta, de guardia, o 24 horas, que ahora les llaman así que suena más moderno. Al quinto coño me he tenido que ir, caminando, entre delirios, hasta Cea Bermudez, cerquita de los teatros de Canal que me fui andando. El farmacéutico un seco, con sus cien mil medidas de seguridad, y su parsimonia a la hora de atenderme, que más que farmacéutico pareciera un funcionario. Y ya, con mis medicamentos en mano, decidí que ya estaba bien de aventuras caminando a las tres de la madrugada por Madrid, que mejor me iba a coger un taxi y estaría en casa pronto. Casi en la puerta había uno, como si me estuviese esperando. Le conté mi vida en cinco minutos, mi vida no, mi otitis, que era lo que más le preocupaba a mi vida en ese momento, y allí me dejó, cerquita de mi trabajo y mi casa.

Ya por el camino me eché las gotas en el oído, y nada más subí, tomé el resto de medicación. El dolor era insoportable. El nolotil empezó a hacer efecto una hora y media después, pero ya, a esas alturas, mi oído había comenzado a sangrar. Ahora, tengo el oído taponado, no duele ya, así que dejaré de lado el nolotil, molesta mucho, y tengo la sensación de tener un alfiler clavado entre el yunque y el martillo, también ha parado de gotear a lo bruto, así que, aprovecharé para echarme a dormir, porque eran las siete de la madrugada y yo no había pegado ojo todavía, y como suponeis, entre el sueño y esta sensación tan molesta no iré a trabajar, mientras espero vuestros comentarios compadeciéndoos de mi, pero que sepais, que yo, ni a mi mayor rival político le deseo un dolor de oídos, como mucho, de juanetes.

Bicos Ricos

16 comentarios:

  1. Creo que nunca he tenido dolor de oídos y espero que siga así. Ahora a descansar y a recuperarte y de paso, a dejarte querer y mimar por tu D. que para eso está.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. No puede ponerse uno ni malo. Yo no suelo ser muy de dolor de oidos, mi enfermedad cronica es la cabeza, pero cualquier dolor es malo.
    Animo!

    ResponderEliminar
  3. Intenta dewcansar y dormir un poco, si el dolor te deja, porque entre el oído sangrante y los ojos ojerosos metidos para dentro vas a parecer un zombie de WALKING DEAD de LA SEXTA....

    ResponderEliminar
  4. buaf mi comntario se fue a noc donde :( jajaja
    pues nada dcirte que descancs mucho mucho, y q las 7 d la madrugada yo stoi mas despierta jajajaja XD pues nada eso! besooos!!!

    ResponderEliminar
  5. Cuidate mucho y trata de descansar y no exponerte a los ruidos fuertes y molestos. Ya veras que pronto te mejoras. Muchos animos. :)

    ResponderEliminar
  6. Vaya putada. Espero que con los medicamentos se te haya solucionado el problema, o al menos un poquito, que eso duele mucho mucho.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Vaya hombre, parece que hayas esperado a que me vaya para ponerte malo, cuídate mucho que el dolor que dan las otitis es épico.

    Biquiños con extra de mel.

    ResponderEliminar
  8. Pues que te mejores pronto, pon a D a hacerte de enfermero que para eso lo tienes! besos

    ResponderEliminar
  9. Farmacia de guardia, como la serie añeja que pasan por mi señal de cable en el canal español jajajajaja, Exaltée también anda con una molestia al oído, me recordé de eso. A cuidarse querido Pimpf. Cariños.

    ResponderEliminar
  10. PIMPFFF: CUIDATE DE LAS PISCINAS PUBLICAS, LOS ISOPOS Y BUENO ANTIBIOTICO Y ANTINFLAMATORIO JAJA Y TU NOVIO IMAGINARIO?? POR QUE NO LO LLAMASTE A EL.RESPONDE Q ESPERO RESPUESTA¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  11. POR QUE ERA MEDICO??POR ESO DIGO O MAS BN PREGUNTO JAJA

    ResponderEliminar
  12. Conozco el dolor de oidos. En los últimos años he pillado varias otitis y una que tuve en mexico fue tan fuerte que no podía ni apoyar el oido en la almohada para dormir. Tuve que atravesar el atlantico con él... y con su hermano porque se me pasó al otro.

    Un beso (solidario)

    ResponderEliminar
  13. vaya, por eso decías en mi blog que estabas malito, cari? y qué tal estás ya...? no sé lo que es un dolor de oídos, la verdad, pero suena chungo.... Espero que se te haya pasado. De qué pueden venir, de frio?


    Bezos.

    ResponderEliminar
  14. Es una pena no haberlo leído antes, pero te lo comento ahora. El dolor te va a pasar, porque lo que tú tienes (casi seguro) es una otitis media perforada. Que yo de oídos no sé mucho (sólo tuve una otitis de pequeño y sé que duele muchísimo) pero mi tía la tuvo de pequeña y se le cronificó. Así que ya estás yendo al hospital a que te atienda un otorrinolaringólogo y te ponga tratamiento como dios manda y, ya de paso, te controle la evolución, a ver si vas a acabar haciendo un colesteatoma y terminando más sordo que la tapia que deberías tener en vez del tabiquito que te separa de tus vecinos los terribles. Claro que a lo mejor esa es la forma de no tener que volverlos a oir pelear por el colacao.

    ResponderEliminar
  15. Erbitxin, tengo a mi Fabián que es médico y muy atento.

    JFL, los problemas de órganos cercanos al cerebro suelen ser muy jediondos, oídos, muelas, y el cerebro mismamente... joden de tal forma...

    Observatorio, llevo 3 días en cama... con muy poquito aire fresco, mañana creo que me toca levanarme en serio.

    Brekiaz, ayer me desperté a las 4, a las 5 y a las 6 de la madrugá, y ya no me volví a dormir hasta las 9

    Gracias Gus, aún así, sigo escuchando todas las mañanas la máquina de zumo de mis vecinos.

    Kotei, a dos días, puedo decir que la recuperación va lenta, pero va. Gracias

    Christian, y menos mal que no dura mucho, es cosa de una noche, en mi caso normalmente es así, porque al momento hay que intentar cortarlo.

    Sergio, uhmm, por qué no te vienes tú que me han dicho que haces de enfermero a las mil maravillas... y encima te quedas en el sillón durmiendo... desde luego, hay soles en el mundo, yo quiero un novio como tú.

    G-boy, gracias, ¿veías esa serie? En su época, aquí fue muy vista....

    Juancito, en mi post de hoy tienes la solución a esa gran duda ¿donde estaba Fabián?

    Parmenio, te compadezco, yo desde que tenía 12 años o así me he librado, aunque siempre he tenido los oídos muy delicados, de hecho, tengo un tímpano perforado.

    Thiago, que envidia te tengo.... más sana imposible en este caso, pero malito no, he estado moribundo, ahora ya algo mejor.

    Z, muchas gracias por el consejo, he ido a más que a urgencias, aunque tengo mi cita con el doctor orl el día 13, que yo para mi salud soy muy mio, y muy vuestro.

    En general, gracias a todos por estar ahí de una forma o de otra y por los ánimos.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  16. AH, ya veo que no me ignoraste, jajajaja, bueno pues nada, a ver qué te dice tu doctorl, jajajaja.

    ResponderEliminar