viernes, 8 de junio de 2012

El gran artífice

Pareciera como si se quisieran los políticos reir de nosotros, o sin que lo pareciera, tengo la impresión de que se están riendo de nosotros desde hace demasiado tiempo. Claro que tampoco es cuestión de meter a todos en el mismo saco, que los hay que se ríen y luego los hay que se ríen mucho más que el resto, aquí nos encontramos con el gran artífice, Rodrígo Rato, el mejor ministro de economía de la democracia española, que digo democracia, de la historia española, y si me apuráis, del mundo entero. ¡Afortunados que somos por haberlo tenido!
 
A finales de marzo, Carmen Gurruchaga, presentaba su libro El Gran Artífice. Yo tengo que admitir que no he leído este libro, bueno, y ningún otro de esta periodista y no por falta de interés, más bien por falta de tiempo, o que no ha caído en mis manos ninguno de sus libros, pero he indagado en su biografía. Periodista nacida en Donosti comienza su carrera en el Diario Unidad y Diario 16, formando parte poco después de la fundación del diario El Mundo, dirigiendo la edición del mismo para el País Vasco. Aquí se enfrenta a ETA con sus publicaciones que le sirven para que su casa sea objeto de un atentado terrorista. Se autoexilia del País Vasco y comienza a trabajar en RNE como contertulia, poco después pasa a sustituir en Antena 3 a Isabel Sansebastián, y trabaja como columnista en La Razón, en los últimos años ha sido contertulia en Intereconomía del programa El Gato al Agua. Con un currículum así, solo podría salir de su pluma una obra titulada El Gran Artífice, dedicada a Rodrigo Rato, ese hombre.

De casta le viene al galgo, el que fuera director gerente del FMI, es bisnieto de senador, ministro, diputado y alcalde de Madrid, hijo de conde y empresario, por lo tanto de sangre azul, y es que este hombre lo ha heredado todo, el dinero, los títulos, la grandeza, y la facilidad para hundir bancos, no os penséis que soy un rojo que habla por hablar. Su padre, Ramón de Rato y su hermano Ramón Rato Figaredo (perdonadme si os perdéis entre tanto apellido ilustre) fueron a la carcel en 1966 por delitos monetarios, poco después de entrar en la carcel de Carabanchel, el Consejo de Ministros de la época se encontró con la suspensión de pagos de tres bancos españoles, el Siero, el Medina y el Murciano.

Años después, el joven Rodrigo Rato, el Gran Artífice se licencia en Derecho y se hace parte del Consejo de Dirección de Aguas de Fuensanta, que años después presidiría él mismo, una empresa que quebraría, sería comprada por Banesto y Santander a modo de favor para ganarse al que sería el salvador económico del mundo mundial. Rodrigo Rato consigue el puesto en 1996 de Ministro de Economía y Hacienda, turismo y no sé cuántas cosas más, aquí, el plena fase de crecimiento económico mundial, Rodrigo Rato consigue unas buenas cifras económicas, con reducción del desempleo (aunque inestable y temporal) y una inflación al alza, cuando el Banco de España todavía era autoridad monetaria en Europa. En la siguiente legislatura, Montoro se hace cargo de la cartera de Hacienda, quedándose Rodrigo Rato con Economía, y estalla el asunto Gescartera, por el cual esta empresa Gestora de Carteras hace desaparecer por arte de magia 20.000 euros. Las ramificaciones del caso Gescartera llegan hasta la familia Rato, Montoro da las explicaciones por ser competencia suya, Rato sale de rositas.

Cuando el PP pierde las elecciones en 2004, a Rodrígo Rato le ofrecen el cargo de Director Gerente del FMI, con rango de Jefe de Estado. Aquí dura tres años y medio. La crisis económica mundial había comenzado, Rodrigo Rato minimizaba esta crisis, vamos, que no la vio venir. Se despide del FMI y vuelve a España por la puerta grande, el que fuera exministro salvador de la economía mundial con una paga vitalicia de 80.000 euros anuales del FMI y otra por ser exministro de 37.050 eurosse merece un cargo, aunque privado en una entidad financiera, y es que todos se lo rifan, así llega a la dirección de Bankia, lo que había sido Caja Madrid y que fue fagocitando a otras cajas de ahorro menores y de dudosa credibilidad. Y un buen día, Rato dice que abandona Bankia, por motivos personales. Ejem. Al día siguiente estalla el escándalo de Bankia, el banco tiene un ligero agujero negro de 4500 millones de euros, que a los pocos días se convierten en uno 24.500 millones de euros que los españolitos tendremos que pagar de nuestros impuestos. Esas son las cifras iniciales que se barajan para el rescate de esta entidad financiera, pero se habla de cifras mayores. No sabemos dónde está ese dinero, dónde han invertido para tener tantas pérdidas.

Rato, no cabe duda de que es el gran artífice, el gran artífice de parte de esta estafa que nos están haciendo a todos los españoles pues no sabemos si la entidad tendrá que devolver ese dinero después, ni el propio gobierno sabe de dónde sacar tantos millones de euros. Mientras De Guindos se devana los sesos el nuevo consejo de Administración de Bankia se plantea indemnizar a Rato con 3.000 millones de euros. Eso sí que es ser un artífice, hundir un banco y que encima te paguen, tiene tela, claro, también tiene hacer que la fiscalía no investigue por este escándalo, y que no se pidan responsabilidades a los máximos implicados. España funciona un poco así. Joder con el gurú de la economía.

8 comentarios:

  1. El gran artífice de hundir bankia y estar al borde del rescate...

    Este tío no se merece un libro, se merece un obituario.

    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorry Bruno, por no sé qué tipo de errores informáticos, de Blogger, o de mi ordenador o vaya Vd. a saber, te has quedado sin parte del artículo.... donde hablaba más de Rato, y omnipresentemente de su familia.

      Bicos Ricos

      Eliminar
  2. Suele pasar con las personas... cuando ves que el barco se hunde pilla todo lo que puedas y escapa lo antes posible.

    Un abrazo chico !!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ESte ha sido fino, se ha escapado en buen momento, también hizo lo mismo en el FMI.

      Bicos Ricos

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Marica! Bueno, el que no corre vuela.

      Bcios Ricos

      Eliminar
  4. Yo no soy economista, ya lo sabes, que soy un burro de letras, pero vamos, viendo la trayectoria de este hombre deduzco que allá por donde pasaba sucedía un fiasco económico, monetario y financiero... yo creo que tú lo llamas EL ARTÍFICE porque, aparte del título del libro, por no llamarlo directamente EL GAFE, eso siendo buenos, quiero decir, sin atribuirle responsabilidad, porque con ella, sería directamente EL CHORIZO...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en letras eres bueno, mira qué bien has sintetizado el post... de eso se trataba, mientras unos lo tienen en un altar, otros lo vemos como un simple chorizo.

      Bicos Ricos

      Eliminar