lunes, 31 de marzo de 2014

Apocalipsis Z: Los Días Oscuros

Si, ya sé que los lunes toca día del espectador, y una reseña sobre cualquier película, pero, cuándo no te vas al cine, y el ocio lo dedicas a otras cosas que no son ver películas por internet, aprovechas esos otros momentos que tienes para leer. En su momento leí apasionado el primer título de la saga Apocalipsis Z, El Principio del Fin, una novela de zombies ambientada en Galicia. Su protagonista, un abogado pontevedrés que intentará sobrevivir por todos los medios en un mundo que ha sucumbido a un virus expandido en una región caucásica. Galicia es asolada por zombies, y en medio de las peripecias conoce a Pritchenko un piloto de helicóptero ucraniano, a Lucía, una joven gallega de un pueblecito que yo conozco muy bien y a Sor Cecilia, una monja que acompaña a la chica, este será su grupo de supervivencia, y nos deja a la expectativa de esta segunda parte.

Comencé a leerla y la abandoné pronto, pese a la ilusión con que me zampé en muy poco tiempo la primera parte. Los Días Oscuros nos cuenta la llegada de los protagonistas a las Islas Canarias, dónde se encuentra una comunidad de personas no afectadas por el extraño virus y que se autogobiernan como pueden, parte de lo que cuenta en esta segunda novela, junto con una misión especial que encargan a nuestro protagonista son el eje central de esta segunda parte. Pero tampoco es plan de espoilear, así os lo digo.
 
Claro que en esta segundo capítulo se mete ya en algunos temás más, aparte de la simple aventura, especialmente las relaciones entre los supervivientes, o el "así somos los españoles". Sumidos en mitad de un caos que tiene aterrorizada y mermada la población mundial, sin gobiernos que dirijan el mundo, los supervivientes que han llegado a las islas Canarias debaten su existencia en la forma de gobernar ambas islas con las precariedades que la falta de suministros tienen. Aquí nos narra brevemente qué ocurre con los principales dirigentes españoles, por un lado, el gobierno desaparecido, y por otro, la casa real desmembrada, con un rey Juan Carlos que consigue llegar a la isla pero sin el príncipe de Asturias y su mujer. Tras el fallecimiento repentino del rey, se opta por nombrar reina a su primogénita, que también fallece víctima de un atentado terrorista. Queda por lo tanto su hijo Froilán, al que consideran el rey legítimo en un mundo dónde apenas hay leyes, y surge por lo tanto el anhelado deseo de muchos de la vuelta de la tercera república. Así es cómo los españoles, en un momento del que depende el resto de la humanidad, dividen su territorio entre monárquicos y republicanos, la isla de Gran Canaria para unos y la de Tenerife para los otros, y entre intrigas de unos y otros se desarrolla la novela. Pero eso ha sido adelantar mucho, aunque me parecía totalmente necesario para explicar el comportamiento de los españoles, que exceptuando en el fallecimiento de Suárez, jamás seremos capaces de ponernos de acuerdo en las cosas que realmente nos importan.
 
Las situaciones tensas son menos que en la primera parte, pierde un poco en intensidad aunque sigue sorprendiendo ver cómo se describe a la capital totalmente abandonada a su suerte y llena de esos extraños seres, y sorprende el paso de un libro a otro de la relación entre los protagonistas, Lucía ya no es la chica inocente que había salido del hospital de Vigo con ellos, ahora es ya la chica del protagonista (que sigue sin decirnos en ningún momento su nombre). Pritchenko sigue siendo el extraño ucraniano, pero ahora es el mayor apoyo de nuestro abogado pontevedrés.
 
Yo estoy esperando ya a darme un descanso zombie para ponerme a leer enseguida el final de la saga de Apocalipsis Z. Y sigo extrañado por que una de las protagonistas es de mi pueblo, y mi alcalde ignora la existencia de este libro que ha generado importantes ventas.

domingo, 30 de marzo de 2014

Los Amantes de Isabel II (V y final)

Cuándo todos estábais pensando que la vida de Isabel II de España no tendría importancia una vez derrocada la monarquía en España, os habíais equivocado, y si os pensábais que la reina no tuvo más amantes, también. La que era ligera de cascos siendo reina, siguió siéndola tiempo después, en el exilio.
 
Isabel II en el exilio en Francia
En 1869 la familia real española se traslada a París, recibidos por Napoleón III y María Eugenia de Montijo, se fueron al palacio de Basilewski, rebautizado como Palacio de Castilla, le siguieron sus hijos, su confesor Antonio María Claret, Sor Patrocinio y su novio en aquel momento, Marfori. Francisco de Asís decide que es buen momento para separarse definitivamente de la reina y seguir su vida con su Meneses y ya sin obligaciones de estado, dedicarse a sus viajes e intereses culturales, se buscará una residencia retirada y compartida con su secretario en el castillo de Epinay. Solicita a la reina una asignación económica y la reina tendrá que vender parte de sus joyas para hacer frente a los gastos. Finalmente, una sentencia de 1870 les dará la separación definitiva y el reparto de bienes.
 
Entra en acción el político español Cánovas del Castillo que le pide a Isabel II que abdique en favor de su hijo Alfonso. Mientras tanto, en España se decide que vuelva la monarquía, pero nombran a Amadeo I de Saboya, un rey no Borbón que durará en España tres años. En el exilio tiene todo el apoyo de su madre, María Cristina, y sobre todo en lo relacionado con la restauración de la monarquía borbónica. Durante este tiempo se reconcilia con su hermana y su cuñado, el conde de Montpensier. Son años oscuros, durante los que se suicida el marido de su hija, La Chata. Visitará al papa de Roma y éste le recomendará que se reconcilie con su marido, Francisco de Asís. Con tal fin, se presenta en el castillo de Epinay. No se llegará a producir el encuentro, pues el rey, conocedor de las intenciones de la reina se va por la puerta de atrás, tras toda una vida martirizado al lado de la reina no tiene el cuerpo para ese tipo de disgustos. Cánovas del Castillo cree que la imagen de Marfori al lado de la reina daña la imagen de la monarquía española, le pide que lo aleje de su vida, y esta termina accediendo. Vuelve otra vez la monarquía a España, de la mano del hijo de Isabel II, el rey Alfonso XII.
 
Isabel II y sus hijas Eulalia, Paz y Pilar
Isabel II comienza una nueva relación, ella tiene ya unos años, y él será Ramiro de la Puente, un capitán de artillería brabucón y juerguista de 30 años. Poco después la reina enferma de sarampión y sale de la enfermedad en un mal estado, al punto que Cánovas del Castillo se apena y le permite el regreso a España, a Sevilla dónde la reina ha decidido que sea su nueva residencia, aquí vivirá la noche sevillana plenamente. A su paso por Madrid permanece 7 horas en la ciudad, una visita que el gobierno se encargó de que pasase desapercibida, pues la imagen de la reina era lamentable para la monarquía. Ramiro de la Puente, será el encargado de gobernar su palacio en Sevilla y será el nuevo secretario real. Los condes de Montpensier (hermanos de la reina) no pueden ver a Ramiro de la Puente. Vuelven a surgir las tensiones con los Montpensier, y todo estalla otra vez cuándo el rey Alfonso XII anuncia su boda con María Mercedes de Orleáns, hija de los condes de Montpensier. Isabel se niega a dar el consentimiento a este matrimonio, y de hecho no acude a la boda real, a la que si acudieron la abuela del rey, la Regente María Cristina y su "padre" Francisco de Asís. Esta crisis provoca que termine su relación con Ramiro de la Puente.
 
El rey Alfonso XII, hijo de Isabel II
Isabel II abandonará España más triste y sola que nunca. En Francia se reconciliará con Ramiro de la Puente y se tomará una serie de venganzas contra su hijo haciéndose amiguita del descendiente Carlista pretendiente al trono de España o el rey Amadeo de Saboya que había abdicado unos años antes. Sin embargo, los últimos años de la vida de la reina se tornaron si cabe más tristes y oscuros, los fallecimientos de la mujer de su hijo Alfonso XII, de su madre María Cristina, de su hija Pilar en un balnerario en pocos meses la hunden si cabe un poco más. Volverá Isabel II en esta ocasión al nuevo matrimonio de su hijo. Aunque el verdadero mazazo en su vida fue el fallecimiento del rey cuando contaba solamente con 27 años.
 
Con Francisco de Asís llega a un entendimiento cordial aunque distante. En 1902, Francisco de Asís está gravemente enfermo con una pulmonía brutal. Isabel conocedora de su estado lo va a visitar. Lo primero que exclama al verlo moribundo es "Caray Paco, qué jodido estás". Francisco, muy menudo, muy flaco y con el poco valor que siempre le había caracterizado, saca fuerzas y entre silbidos asmáticos le espeta a la reina "Gracias por venir, Isabelita, pero os voy a hacer un ruego.... dejadme morir tranquilo", y cerró sus ojos y descansó. Fallecería a los pocos días de esta anécdota. Curiosamente, Francisco de Asís es el único hombre cuyos restos reposan rodeados de las grandes reinas de España.
 
Dos años después la que enfermaría sería ella misma, una gripe que se derivaría en una bronquitis. Llama a los suyos, pide que la sienten en una butaca, que siente que se va a morir, y pocas horas después fallece un 9 de abril de 1904. Se le hará una despedida en París con honores de Reina, y su cuerpo descansa desde el 15 de abril de ese año en el Panteón de El Escorial.

sábado, 29 de marzo de 2014

Chulazos Temáticos. Primavera (I)

Chuchis, parece mentira, que ha entrado la primavera la semana pasada y aquí nadie ha dicho nada. Tenía que rendir un sentido homenaje a esta estación del año que nos anuncia una mejoría en el tiempo, los días más largos y la vegetación en su máximo esplendor, así, los chulazos de esta semana nos vendrán en su mayoría floridos, ya os lo digo.

El de los floripondios en la cabeza

Mi jardinero, contento en primavera

La primavera a flor de piel

El chico de las camelias

Enre nubes de flores

El autentico españó

Los gemelos floreados

Contemplando la primavera

¿Me quiere? ¿No me quiere?

Mi amigo azafrán

En primavera también hay lluvias torrenciales

¿Vaís haciéndoos una idea de cómo serán nuestros chulazos temáticos de la próxima semana? ¿Zapas? ¿Slips? ¿Torsos? ¿Fútbol? ¿Chicos con medias?

¿Alguna sugerencia?

viernes, 28 de marzo de 2014

FNF Nº 194

Chicos, que tenemos ante nosotros un fin de semana de los buenos, porque si algo es breve, es dos veces bueno, ¿decía así el dicho? Pues este fin de semana será una hora más corto, porque el sábado por la madrugada, a las 2 horas serán las 3. Pero esto no tiene nada que ver con nuestro tema musical de esta semana, ya os lo digo, porque el salto temporal que vamos a dar es importante, pues muchos de vosotros cuándo empezó a triunfar este temazo no habíais nacido, los años 80, mis favoritos.
 
Claro que la canción tampoco es que sea ochentera, mucho le debe la música de esos años a la década anterior, al de los 70 (para aquellos que no sepáis de números), The Communards versionó en 1986 el tema "Don't Leave Me This Way", que habían compuesto hacía ya unos años Harold Melvin and the Blue Notes, un grupo de soul y blues de Philadelphia. Claro que la canción pasó por la historia modestamente, o con cierto éxito, nada comparable a la versión ochentera que grabó The Communards con Sarah-Jane Morris. Oiga, un temazo que lanzó la carrera del duo británico. Aunque además de la música de The Communards y la voz en falsete (que no es que yo esté diciendo que sea un falso de cojones), lo que llamó muchísimo la atención fue la abierta homosexualidad de su líder, Jimmy Sommerville. Chicos, que en España hasta causaba revuelo cada vez que salía "el grupo del maricón ese que tienen unas canciones chulísimas", pero en Inglaterra, coincidió en una época de pleno debate sobre la homosexualidad (allí comenzábamos a ser personas), algo similar a lo que ocurrió en España cuándo apareció Boris Izaguirre.



Caris in love, yo os dejo con la música, que realmente The Communards son una auténtica gozada, y este era un tema fundamental ochentero que me faltaba aquí. Espero que os guste.

La Competición (la dura competición)

Creo que soy un chico modélico, según se vea, para algunas cosas nada modélico, os lo voy anunciando, pero para otras si, así es como Gordi, mi compañero de piso ha modelado un hombre perfecto, (que para si ya quisiera el mismísimo Fabián, que no deja de ser un producto imaginario), a mi imagen y semejanza.
Llevo yo unos meses comprobando una extraña simbiosis en Gordi conmigo, que yo ya os lo advierto también, me sigo duchando a diario, y yo con él no me mimetizo nada de nada. Y creo que todo esto de la simbiosis no es más que parte de una extraña competición que tenemos Gordi y yo desde hace tiempo, una competición silenciosa, como si de la guerra fría se tratase. Una competencia por ser la musculoca del año. ¡Lo he dicho! Claro que yo en ese tipo de competiciones no entro, yo aspiro a ser un muscle bear, como mucho.El caso es que vengo notando cosas extrañas en el piso, y comportamientos que realmente me suenan. Diréis que son tonterías y figuraciones mías, pero os voy a poner varios ejemplos explicativos dónde lo váis a ver más que claro.
Hace un año y pico me compré una caja grande de galletitas para picar, de esas con forma de pez, y aproveché el bote que tienen de plástico para meter dentro pasta de trigo, normalmente ahí dentro meto espirales de tres sabores, de esas de tres colores muy buenas para ensaladas de pasta las naturales, las de tomate y las de verduras. Gordi, que siempre que estoy cocinando le encanta meter las narices y preguntarme cual es mi menú y darme un poco la paliza, en su momento me dijo que a él de colorines no le gustan, un clásico pensé yo. Pues hace cosa de un par de días descubrí encima de la encimera un bote de galletas de aperitivos igual que la mía, y con pasta como la mía, pensaba que se me había quedado fuera al utilizarla, pero no, la mía estaba guardada en su sitio. Había utilizado el mismo método que yo. Empecé a hacerme cremas de verduras, porque creo que es de las pocas formas que soy capaz de comer verduras, tan necesarias para el organismo, aunque mi receta preferida es la crema de calabacín. Pues el muy desgraciado no tardó ni un par de días en empezar a hacerse cremas de verduras, a cada cual más apestosa, también os lo digo.
Gordi siempre utilizó gel de ducha y champú, aunque ya os digo que eso de utilizarlo es un poco una frase hecha, porque los utiliza poco o muy poco, yo siempre utilicé jabón y champú. Ahora él está utilizando también jabón, que ni os cuento como termina cada vez que él se ducha, los distingo porque el mío termina sin pelos y él con parte del vello púbico. Otra casualidad, pensaréis vosotros. Empecé a primeros de año a ir al gimnasio, porque desde hacía meses me estaba empezando a descarriar, sin embargo, Gordi, llevaba unos meses en clara tendencia de perder peso, y eso porque de vez en cuándo le dedica unas horas a jugar al fútbol. Pues mes y pico después me preguntó a qué gimnasio iba, y me apareció por allí para anotarse. Por suerte para mi, se anotó en otro gimnasio. El mío debió parecerle que estaba muy lejos, o que era muy caro, que caro no es que sea, todo lo contrario, pero tiene el inconveniente de que hay que pagar de golpe toda la anualidad para que te salga a buen precio. Pues ya tenemos al chico yendo al gimnasio. Que yo me alegro, porque el deporte es salud. Pero vamos, que es otra de esas casualidades que a mi me parecen que llevan encubiertas tácticas de guerra fría por ver quien tiene un cuerpo 10 a final de la década. La parte buena, pensé, es que se ducharía en el gimnasio, con lo cual el baño podría estar un poco más limpio, pero para mi sorpresa, y en esto no me ha imitado, no se ducha en el gimnasio, se ducha a veces en casa, y gracias.
Pero el colmo de los colmos ha sido lo de ayer. Cada vez que salgo del gimnasio me tomo a modo de merienda, y para refrescarme la garganta una bebida de estas de leche y frutas de esas con sabores mediterráneo, tropical, o vaya vd. a saber qué. Pues ahí ha debido ver que yo los guardaba en la nevera, que ayer mismo estaba poniendo en su lugar de la nevera también bebidas de estas. ¡Es que no puede ser, coño! Un poquito de iniciativa, hombre, es lo único que le pido.
Yo a partir de ahora jugaré al despiste, no me vaya a ganar y me aparezca de la noche a la mañana hecho un figurín, que no me puede ganar en competición tal. Colocaré una caja de galletas de chocolate a la vista, una caja vacía, por supuesto, y pensaré en más maldades para que vaya por el camino equivocado, que yo quiero ser el primer Avisperman. A fin de cuentas, es una vieja táctica rusa. Qué duro es el culto al cuerpo, y qué dura es la competición.

jueves, 27 de marzo de 2014

La llamada de Enrique

No gano para disgustos, así os lo digo, y todo por la historia de Fabián, mi exnovio imaginario. Y que conste, que aunque lo he tenido en mente en muchas ocasiones estos días, en esta ocasión él no ha tenido nada que ver con mi pesadilla, es más, Fabián no sabe nada.
 
Volvía yo del gimnasio, cansado pero con adrenalina suficiente para ponerme a lavar a mano la ropa de deporte que estaba sudadísima, porque otra cosa no, pero yo lo de la operación bikini 2017 me la tomo muy en serio, y una dejadez en este sentido podría significar no recibir una invitación para subirme en una carroza del Orgullo de Madrid en 2017, año en el que coincidirán el Europride y el World Pride, vamos, el epicentro LGTB del planeta, y nos quedamos cortos, no habrá provinciana que no quiera estar aquí presente, y yo tengo que lucir mi torso sin camiseta, claro que, me queda mucho entrenamiento todavía. Eso si, volvamos al tema que nos trataba, que tenía a Pimpf frotando las prendas del gimnasio con detergente de lavar a mano. Ahí fue cuándo sonó mi teléfono.
 
Un número sin grabar en mi agenda, con la música horrible que les tengo yo a las llamadas entrantes que desconozco, así que como pude, me sequé las manos en un paño que tenía cerca y cogí el teléfono. Una voz masculina que yo no lograba distinguir al otro lado de la linea:
 
- ¿Hola? ¿Pimpf?- dijo no sin cierta desconfianza
- Si, soy yo, ¿quién eres? - contesté intrigado pues por el tono de voz había descartado que fuese un teleoperador de cualquier compañía que te intentan a veces hasta ofrecer un producto que ya tienes, de su misma compañía.
- Soy Enrique, el exchico de tu exnovio imaginario.
 
Enrique
Y me quedé un poco en blanco, pensando qué querría de mi el exnovio imaginario de mi exnovio imaginario, el desalmado que no hacía mucho lo había dejado plantado y con una pena que al contármelo se le caían los lagrimones (imaginarios, claro). También me intrigaba saber de dónde había sacado este Enrique mi teléfono, que no es el imaginario, es el real, así os lo digo. Que si podíamos tomarnos un café juntos, fue lo que concluyó en lo poco que hablamos. Le dije que no tenía nada que hablar con robahombres imaginarios, me despedí amablemente (y muy falsamente) y le colgué el teléfono. Claro, y esa noche ya no pude dormir tranquilo. Di cincuenta vueltas en la cama, se me pasaba la imagen de mi Fabián llorando como una magdalena sin saber muy bien por qué lo había dejado su chico imaginario turolense, y por otro lado, que a mi no me gusta nada hablar de mi vida privada, pero de la de los demás tampoco me importa mucho, y necesitaba encontrar respuestas para mi Fabián, y saber qué era lo que había motivado a Enrique a dejarlo. Al día siguiente llamé a Enrique, no había grabado su teléfono pero su número imaginario había quedado imaginariamente grabado en mi teléfono. Accedí a desayunar con él.
 
Y ahí estaba yo a las pocas horas, en el lugar convenido, un café para modernas de mierda. Y ahí estaba frente a frente con Enrique, el hombre que me había robado mi sueño en dos ocasiones, al llevarse a mi Fabián y esa noche. Él estaba muy elegante, unos vaqueros y camisa blanca, y ya se sabe que ese es el ideal de machombre que muchos buscamos, el clasicazo de camisa blanca. El camarero, me veía hablando solo en la cafetería y me estaba tomando por zumbado. La conversación con Enrique fue mejor de lo que yo pensaba, muy amable, como me lo había descrito Fabián. Hablamos de Fabián, de como se conocieron imaginariamente, de sus estudios de historia, incluso me enseñó un par de tatuajes que tenía, y me advirtió que tenía algunos más ocultos, hablamos sobre la existencia de Teruel, y le comenté que era un doblemente incomprendido, por ser turolense y por ser un ex imaginario de un ex imaginario, y por fin, sacando yo mi vena cotilla, centré la conversación en su ruptura, porque a fin de cuentas, estaba allí para sacarle información, para poder tranquilizar a mi Fabián,  y me explicó que no había muchos motivos detrás de la ruptura realmente, que eran dos mundos diametralmente opuestos, que mi Fabián no hacía más que tener congresos médicos y que él, pese a ser modelo y estar buscando trabajo en algo relacionado con la historia, lo que necesitaba era algo como él, super tranquilo. Y añadió que yo también era super tranquilo. En ese momento me pasó su mano por encima de la mía, rozándola levemente. Instintivamente la aparté, ante la atenta mirada del camarero con barba hipster que no me sacaba el ojo de encima.
 
Y ahí se desarrolló todo el drama mundial cuándo Enrique me confesó que yo, Pimpfito era realmente el hombre de su vida, que se había acercado a mi Fabián solo para tener más referencias mías. Se había enamorado desde siempre hasta las trancas y me había puesto a mi en el mayor de mis compromisos imaginarios de mi vida imaginaria.
 
PD.: Hoy se celebra el día mundial del teatro, y como veis, mi historia totalmente imaginaria no es más que eso, teatro, puro teatro.

miércoles, 26 de marzo de 2014

Resaca post-Suárez

No, chuchis, a este blog no le ha pasado factura el fallecimiento del expresidente Suárez recientemente desaparecido. Le hemos hecho un post homenaje y de reconocimiento y ya está, que es lo que menos se merecía quién fue el primer presidente de la democracia española, dónde si hay resaca post-Suárez es el España, así os lo digo, y es que desde el pasado viernes en que el hijo del duque de Suárez (título concedido por el rey en 1981) todos los medios de comunicación se dedicaron por entero a la vida y obra de Suárez. Que ojo, no os vayáis a pensar que crea que está mal, pero es que hemos seguido su agonía televisada, el dolor de su familia también televisado, y la sentida despedida que el pueblo español le brindó, incluido su cortejo fúnebre.
 
Cortejo fúnebre de Suárez
Se han escrito ríos de tinta estos días, y muy pocos han sido los que no han hablado de él, era tema de conversación en cualquier mesa en cualquier bar de cualquier ciudad. Periodistas, políticos, analistas, nacionales, autonómicos, hasta hemos conocido las reacciones a su fallecimiento desde el extranjero, todos han dado una visión de Suárez que ha reconocido los méritos de su gobierno, desde el comienzo a dedo por el rey, a su paso por las urnas, su declive político, el golpe de estado fallido que nos trae esas imágenes de un presidente que no se movió de su escaño, consciente de que tirar abajo su obra de los años anteriores sería muy difícil, y se ha destacado mucho su retiro, un retiro fuera de cualquier centro de polémica, ni consejos de administración con sueldazos multimillonarios ni intromisión en las políticas de sus sucesores. Como se ha dicho, los que han venido después, a cada cual lo ha ido haciendo peor, pero él apenas comentó nada (mientras tenía consciencia).
 
Se han utilizado estos días muchos adjetivos y muchas palabras que resumen su obra política: consenso, transición, política, perseverancia, trabajo, figura, líder, inteligencia, generosidad, decisión, valentía, democracia. Solo es un pequeño resumen de todo lo que se ha leído, y esto lo han dicho los españoles en general, políticos de todos los colores incluidos, desde la derecha a la izquierda. Y todo esto está bien, aunque ha llegado un momento que a mi personalmente me ha cansado. De repente el resto de problemas de España no ha existido, no ha habido paro durante estos cinco días, ni tampoco crisis de ningún tipo (el único que ha metido ligeramente la gamba ha sido Artur Más, pero muy ligeramente, tampoco hay que enfadarse), apenas ha habido el sábado una carga policial brutal y algunos problemas con los dispositivos antidisturbios de lo que parecía iba a ser una manifestación pacífica de gente un poco harta de la situación actual, solo ha habido una excepción a todo este parón informativo y nacional en general, el clásico de fútbol Real Madrid - FC Barcelona.
 
Este fin de semana me ha parecido como una digestión pesada, como una obstrucción del duodeno, todos los focos se han centrado ahí, y en cuánto han enterrado a Suárez en la catedral de Ávila, ha comenzado poco a poco a moverse de nuevo el país, que si la Cifu ha estado enredando con el asunto de las cargas policiales, que si salen nuevas cifras de parados, que si la problemática soberanista está otra vez distrayendo la atención de Rajoy, que si Rajoy no se entera de nada como siempre, que si el Algarrobico es ahora legal y las peticiones de Cataluña al supremo le son denegadas, que parece ser que había un avión perdido en medio del océano Pacífico que ahora creen está en el sur del Índico, que hay un lugar del mundo que se llama Crimea dónde hay montado un cisco internacional sin parangón desde la guerra fría.
 
En España es que somos muy pasionales, y eso lo hemos demostrado este fin de semana. Yo imágenes como las de ayer no las recordaba desde la despedida de Tierno Galván, el que fuera alcalde socialista de Madrid, el del clásico "El que no esté colocado, que se coloque... y al loro", pues en esas estamos, embriagados por el fallecimiento de Adolfo, como colocados, así que, al loro, la actualidad sigue ahí, el mundo, por suerte o por desgracia, no se ha detenido.

martes, 25 de marzo de 2014

Historia del Mundo Contada para Escépticos

Entre libro y libro de Canción de Hielo y Fuego (que es el libro que dice que me estoy leyendo actualmente) me he zampado otro, claro, que seguir a los personajes de Juego de Tronos gasta. El libro que me he leído es Historia del Mundo Contada para Escépticos, de Juan Eslava Galán.

El libro cayó en mis manos en mi cumpleaños, un regalo de una persona muy especial que sabía de mi gusto por la historia, pero que por aquel entonces (y creo que ahora tampoco) no podría precisar el período de la historia que más me apasiona (y yo mismo tengo muchas dudas), así que eligió que leyese un poco de toda la historia, y de eso va la Historia del Mundo Contada para Escépticos, de un repaso sarcástico por toda la historia, desde que el planeta es nuestro planeta hasta el día de hoy, con la primavera árabe a las puertas.
Juan Eslava Galán es un filólogo de inglés, profesor y escritor, sobre todo de novela histórica. Ha sido ganador en 1987 del premio Planeta con En Busca del Unicornio. También fue el escritor de La Mula, sobre cuya película recientemente llevada al cine hice un post en su día. Historia del Mundo contada para escépticos es ironía pura, da palos a todo el que puede y son tremendamente interesantes y entretenidas sus notas, así os lo digo, y como diría él, ¡me lo lean!

De como desde que el hombre es hombre y se ha forjado su destino, de cómo una clase, normalmente la trabajadora mantiene a dos tipos de individuos, los religiosos que no dan un palo al agua y la aristocracia, que tampoco lo dan a base de embaucamientos, algo que se repite en todos los períodos históricos sin excepción, vestido ésto de clase dirigente en la Roma Clásica, de caballeros medievales y frailes en la Edad Media, de la burguesía y aristocracia en la Edad Moderna, de los políticos en general en la Contemporánea, aunque éstos también son fuertemente criticados a lo largo de cualquier período histórico. Eslava Galán no deja títere con cabeza, ya lo creo. Un libro gordo que tiene una lectura muy amena, capítulos muy breves que repasan lo más gordo de todo lo que ha ocurrido a lo largo de los años, con la única pega de que quizá deja algunos hechos relevantes fuera, quizá por no hacer el libro muy pesado, y porque, no nos engañemos, la historia, toda la historia, la universal es muy grande. Están muy bien explicados los intereses de los países que manejan el cotarro, y sus posiciones actuales, léase los recientes Estados Unidos, la siempre engorrosa Inglaterra, los fracasos alemanes, el porculerismo de Francia o la caspa española, aunque ésta última solo de pasada, porque supongo, que todo lo gordo de España lo ha contado en su libro, Historia de España contada para escépticos, dónde probablemente aborde más la grandeza y miseria de este país que gobernó el mundo hasta el punto de que en su imperio no se ponía el sol.

Para aquellos a los que no les guste la historia, y puedo citar a quién me ha regalado el libro, es un libro perfecto, una historia contada de forma que te ríes en muchísimas ocasiones con los comentarios irónicos del autor, y dónde entiendes muchas de las situaciones que se presentan a diario en las noticias, muy provocativo y al que no le faltan continuos ataques incluso a la monarquía actual española, con varios comentarios sobre el rey y su aficción a la caza, y es que de los Borbones debe tener una pobre imagen (como la que han proyectado ellos mismos). Sobre el análisis histórico desde el punto de vista izquierda-derecha, Eslava Galán es bastante salomónico, reparte a gusto para todos, no nos engañemos, aquí no hay ni buenos ni malos, en general, y bien explicados los motivos de cada uno de los agentes, incluso puedes llegar a entender las posiciones de ambos. ¡Es que me critica a los comunistas también!

Si no lo habéis leído no sé a qué esperáis, ¡que os vais a reir un montón!

lunes, 24 de marzo de 2014

La desaparición de Suárez

El fallecimiento del que fuera el primer presidente de la joven democracia española, Adolfo Suárez, se me ha solapado con el post celebración de los 1.500 paneles y hay cosas que no pueden o no deben esperar. En esta ocasión, el post sobre Suárez, el único tema de la actualidad española, con la venia del clásico del Real Madrid - F.C. Barcelona, no podía pasar por alto en estas Pimpfiadas, porque chuchis, yo siempre he vivido en democracia, y recuerdo mi niñez con Suárez.
 
Yo tenía pocos años, pero en plena campaña electoral de 1979, no recuerdo bien si era una campaña electoral para las municipales de abril de 1979 o las generales de un mes antes, porque yo era demasiado pequeño, pero sí recuerdo tener una camiseta de la UCD. Supongo que en plena campaña era un caramelito en dulce para los políticos que empezaban a jugar a la política en la recién estrenada democracia, muchas cosas que votar en tan poco tiempo, lo que no se había hecho en cuarenta años; y ganarse a unos recién estrenados padres con una camiseta de merchandaising para el niño era un puntazo. Aquella camiseta era grande, porque para un niño pequeño no debían tener tallas, y mi madre la guardó, para tiempo después. Creo que la estrené en 1982, meses antes de aquellas otras elecciones que ganó por primera vez en la historia un partido de izquierdas desde la guerra civil, hecho que se celebró en mi casa de forma moderada. Yo no entendía nada de politica, ni de lo que había pasado últimamente, pero Suárez era un superhombre desde mi perspectiva, el que me había dado la camiseta de "VOTA UCD".
 
Y parece que esto de que era un superhombre no era una perspectiva de un crío que estrenaba (solamente para jugar) una camiseta muy llamativa con colores verdes y naranjas, parece que algún don para la política tenía, a tenor de las palabras que todo el mundo ha dicho estos días sobre él, cuándo su hijo anunció que inminentemente la vida de Adolfo Suárez se apagaba y que se nos iba el primer presidente de la democracia. Hoy todos los canales de televisión, las emisoras de radio y la prensa escrita dedican su portada y páginas principales a rendirle un homenaje a este hombre, un tipo muy carismático que lideró el cambio de la transición política de la dictadura a la democracia que tenemos hoy. Fue elegido por el rey Juan Carlos I (elegido a su vez por Franco para sucederle) para ser el presidente de un país que carecía de normativas legales, pero que necesitaba de alguien que diese esos primeros pasos. Suárez, un doctorado en derecho abulense próximo al Opus Dei que había ejercido distintos cargos en la dictadura, desde gobernador civil de la provincia de Segovia, procurador en Cortes por Ávila, director de Radio Televisión de Galicia y finalmente, en el último gobierno franquista, de Ministro Secretario General del Movimiento. Todo cargos que hacían sospechar que el cambio no sería lo satisfactorio que algunos estaban esperando, otros veían que lo que Franco había dejado "atado y bien atado" quedaba en buenas manos. Y Suárez, sorprendió a todos.
 
Última imagen pública de Suárez ya enfermo
No seré yo quién haga aquí un especial sobre el ex presidente, que ya toda la información la podéis ver en cualquier lado. Pero tras sustituir al anterior presidente, Arias Navarro, pronto comenzó su andadura, contactos con todos miembros de la oposición, la legalización del Partido Comunista de España, para preparar a todos para llevar a referéndum la Ley de Reforma Política. Y una vez aprobada esta, comenzar a sentar las bases de lo que hoy tenemos. La aprobación de la Constitución Española fue otro de los grandes logros de Suárez, y ya con unas normas básicas, comenzar a gobernar sobre asuntos más terrenales y menos peliagudos, lidiar con las descontentas clases franquistas que añoraban el antiguo régimen, convivir con atentados terroristas de solo de ETA, también de grupos terroristas que reivindicaban otro tipo de cosas, lidiar con una oposición, la del PSOE que le llegó a plantear una moción de censura, y finalmente, la oposición interna que tenía dentro de su partido, que fue la que terminó con su carrera política, la aprobación del independiente Fernández Ordóñez de la ley del divorcio y que muchos de su partido no veían con buenos ojos, la implantación de la reforma tributaria que nos ha dejado un maravilloso IRPF y que hizo que gente que en su vida jamás había pagado un impuesto, ahora tuviese que contribuir, y finalmente, los suyos, que pensaban que para seguir manteniendo el gobierno la UCD, Suárez debía dejar paso a otros. Finalmente se perdieron aquellas elecciones, se dio paso a la CDS y poco a poco Suárez fue entrando en el olvido de la actualidad política, y a medida que pasaba a ese olvido, su figura se iba agrandando, como nos han recordado muchos hoy, incluso aquellos que en su momento le dieron palos por todos lados.
 
D.E.P.

¡Viva el ejército español!

1500 Entradas

Ahí es nada, hemos llegado a las 1500 entradas, que se dice pronto, unas entradas dónde hemos tratado muchísimos temas, así os lo digo, con la excepción de dos temas tabúes, política y mi vida privada. Porque si sabéis algo, mis queridos lectores es que a mi en este blog no me gusta hablar ni de una cosa ni de la otra, y si ha dado la impresión de haberlo hecho es porque me habéis casi obligado. Está bien, reconozcamos las cosas. Me encanta la política, lo sabéis.

Ahora bien, hemos tenido unos cuántos post sobre mi, y ya es curioso, porque yo mismo soy uno de los temas a no tratar en el blob, circunstancias obligan, clarostá. también sobre Fabián, mi ex imaginario, sobre D. y nuestros tira y afloja, sobre Billy y nuestras idas y venidas que han terminado en un silencio absoluto que yo agradezco, y probablemente él más. Y unos cuántos post sobre mi Angelines, mi ex chica, nuestros escasos encuentros que han terminado siempre esquivándonos, su boda, su maternidad, su segunda maternidad. He hecho unos cuántos post sobre Galicia, porque entre otras cosas soy gallego, porque como dicen mis amigos, trabajo en la capital y vivo en Galicia, pero también he hecho muchos post sobre Madrid, esta tierra que me ha acogido con los brazos abiertos pese a lo complicado que sea en ocasiones hacerse un hueco; y también sobre viajes, recordemos Barcelona, Alicante, el valle del Jerte, o ya más lejos, Norte de Italia o Túnez, sobre algunas escapadas a lugares cercanos, León, Segovia, Toledo o Valencia, porque en Valencia he estado en unas cuantas ocasiones y derivado de ello, post sobre fotografía, incluyendo grandes eventos de la capital, desde la candidatura de Madrid como ciudad olímpica, a la celebración del Mundial y Supercopa de Europa, huelgas, muchas huelgas, generales, de funcionarios, y mi paso por algunas exposiciones, normalmente de fotografía.

He hablado de política, he criticado duramente al Partido Popular, como no podía ser de otra forma en alguien que es de izquierdas, y también he criticado en ocasiones al PSOE, como tampoco podía ser de otra forma en un militante del partido que, como debe ser, es crítico con todo. Mi político favorito a la hora de criticar ha sido Rajoy, ya os lo digo, que es la cabeza más visible del PP, aunque he hecho también unos cuántos sobre Esperanza Aguirre, alguno sobre Rubalcaba, pero en general he preferido criticar a los partidos en bloque. Me ha gustado tratar el tema de la crisis desde un punto de vista de "lo que el ciudadano ve cada día y el político probablemente no", sobre el desempleo y sobre el estilista de Fátima Báñez y su bigote. He hecho post reivindicativos, contra la homofobia, contra la violencia de género (o machista, por si hay que picar a alguien), sobre el agua, sobre el sida, sobre infinidad de temas celebrando sus días internacionales.

Se han hecho muchísimos post musicales, cerca de doscientos cincuenta para ser más precisos, con sus correspondientes videos, se han hecho unas cuántas reseñas de libros que me he ido zampando, muchos de ellos sobre temática LGTB, y también unos cuántos post sobre cine, otra de mis pasiones (claro, también me he lamentado de no ir más al cine y de ver las películas a través de internet, que no es lo mismo). Os he iluminado en general con mi gafapastismo ilustrado, no lo podéis negar, y ahí están mis escritos sobre historia, sobre pequeñas anécdotas de la humanidad. He escrito varias sagas, me estoy centrando en las crónicas borbónicas, esos post infumables de los fines de semana que pasáis de largo, si, se nota en ellos vuestra ausencia pero me encanta leer sobre estos grandes cafres que han regido España en los últimos 300 años, pero antes que esto he hecho muchos post sobre grandes divas del XIX y principios del XX, reinas de la copla, del cabaret y del género que se cantaba en tiempos de los gramófonos en unas vidas de auténtico lujo que han pasado totalmente al olvido.
 
Tocaba hoy hacer balance de todos esos post que han ocupado este espacio en blanco que es un blog, ahora quedan por delante al menos otros 1500. Muchas gracias a todos por estar ahí, y tragar la mayoría de post.

domingo, 23 de marzo de 2014

Los Amantes de Isabel II (IV)

Entre unos amantes y otros, entre novios y fiestas discurría la vida de Isabel II de España. Entre ellos se ha dicho, que en su época de Lhardy, también tuvo breves noviazgos con el cantante José Mirell, el compositor Emiliano Arrieta o el coronel Gándara. No será hasta 1856, cuándo la reina tiene ya 27 años, que aparece un nuevo hombre en su vida, el capitán de ingenieros Enrique Puigmoltó, hijo del conde de Torrefiel y de ideología carlista, para liar un poco más la cosa, si es que esto fuese posible.
 
Miguel Tenorio
Poco después de conocer a Puigmoltó, Isabel II anuncia un nuevo embarazo, en enero de 1857, para el que le recomiendan guardar reposo, después de los abortos que había tenido anteriormente. El esposo de la reina una vez más estalla en cólera, claro que ya ha aprendido la lección y pese a perder los estribos, decide que lo mejor es chantajear a la reina con revelar la verdadera identidad del padre de la criatura que la monarca esperaba. No tarda en estallar un nuevo conflicto en la corte. El nuevo confesor de la reina, el padre Antonio María Claret informa al papa de todo lo que sucede en la corte, pese al secreto de confesión -así os lo digo-, y la reina pide que el padrino de la nueva criatura que aún no ha nacido sea el mismísimo Papa de Roma, el papa accede, pero exije que se separe de Puigmoltó. La reina se niega, está enamorada y por esto dimiten el presidente Nárvaez y el confesor de la reina. Isabel termina cediendo ante las presiones y envía a su amante Puigmoltó a Inglaterra, y esto hará que Claret vuelva a ser el confesor de la reina, porque los asuntos de estado a Isabel II se la traían más o menos floja, pero los asuntos religiosos le importaban mucho más, al menos, tener su alma limpia. Nace por fin, tras este agitado embarazo el niño de la reina, será un varón al que pondrá por nombre Alfonso, que será el futuro Alfonso XII, al que muchos llamarían Alfonso el Puigmoltejo. La misma reina, le diría en más de alguna ocasión a su hijo Alfonso, que la única sangre Borbón que corría por sus venas se la debía a ella misma.
 
Isabel II y su hijo Alfonsito, futuro Alfonso XII
Francisco de Asís se niega a presentar al niño, porque sabe que no es su padre, y también se niega a ir al bautizo. Sin embargo, Sor Patrocinio, que trabaja mano a mano con Claret terminan convenciéndolo, eso y el millón de reales que se ingresaba cada vez que registraba a uno de los hijos de la reina. Vuelve Puigmoltó, el amante al que había enviado a Inglaterra y el confesor vuelve a hacer amago de irse, aunque se quedará, todos felices, pero la reina envía a Puigmoltó definitivamente a Valencia. Asunto arreglado nuevamente. Puigmoltó sería elegido diputado por Valencia y se casaría al poco tiempo. Ha sido numerosa la correspondencia entre el capitán de ingenieros y la reina que se ha conservado que hacen evidente que no eran habladurías de la época. También se dice que contagió a la reina, y que lo han heredado muchos borbones, una crónica afección herpética.
 
Comienza una época dónde la reina ejerce con una conducta casi ejemplar y piadosa, es la de mayor estabilidad para su reinado y la de mayor prosperidad económica. Con O'Donnell al mando del gobierno, su intención es limpiar la imagen de la monarquía española, deciden embarcar a la familia real en un viaje por muchas zonas de España, en visitas oficiales, viajarán la reina, su esposo Francisco de Asís y los príncipes Alfonso e Isabel. La reina durante este tiempo y pese a ser joven todavía gana mucho peso y ofrece un aspecto triste y cansado. Pero al menos deciden hacer las cosas con más discreción. Francisco de Asis mantiene con Antonio de Meneses una relación que duraba ya bastantes años, y de la que ya hablaré en su momento, Isabel II empezaría una nueva relación en esta ocasión con Miguel Tenorio de Castilla.
 
Miguel Tenorio de Castilla
Miguel Tenorio de Castilla era un político del partido moderado que nació en Huelva en 1818, ocupó distintos cargos en administraciones públicas, fue diputado, embajador, senador, gobernador civil, y sobre todo, secretario particular de la reina. A él se le atribuyen las paternidades de las tres infantas que nacerían poco después, las infantas Pilar, Paz y Eulalia, que llamaban a Francisco de Asís, "el rey", mientras que públicamente a Miguel Tenorio lo trataron de "padre", así cuenta la anécdota que la infanta Paz acogería años después a su padre en el exilio en Baviera, y que en una fiesta dónde el Tenorio estaba algo alicaído, públicamente ésta dijo "les presento a mi padre, Miguel Tenorio". O'Donnell siempre había visto con malos ojos a Tenorio, que fue nombrado secretario particular de la reina y de la que no se separó nunca a partir de 1858, llegó en un momento en el que Isabel II necesitaba cierto sosiego y paz que sus antiguos amantes oficiales no le daban. Se dijo que en el momento del nacimiento de la infanta Paz, el secretario no se apartó de la reina. No tardarían en destituirlo como secretario particular y enviarlo a Segovia en un nuevo cargo. Cómo Segovia estaba muy cerca de Madrid, y la relación con la reina proseguía, terminaron enviándolo como embajador plenipotenciario a Berlín.
 
Durante este tiempo, la madre de la reina, María Cristina, que también teía una relación con un tal Muñoz, desde su viudadedad de Fernando VII intentó desestabilizar a la reina, intentando volver a España desde su exilio en París. Su regreso, fue paupérrimo, sin que la dejasen acercarse por el palacio real. Vista la mala acogida que tuvo, se volvió definitivamente a París.
 
Viñeta presuntamente Becqueriana mofándose de Isabel II y Fco de Asís
La situación política vuelve a complicarse en España, poco después, la caída de varios gobiernos y distintas revueltas harán que la monarquía se debilite día a día. En 1866, la familia real pasa varios meses en la Granja de San Ildefonso, escapando de un brote de cólera que asolaba Madrid por aquellos años, estallan más revueltas. Y poco después nace el último de los hijos de Isabel II, Francisco de Asís Leopoldo que fallecerá a los 20 días. Durante estos años tiene un lío con el cantante Tirso Obregón y con el marqués de Linares, José de Murga y Reolid.
 
En diciembre de 1866 acude en el tren real a la inauguración de la línea de tren entre Madrid y Lisboa, en Daimiel ante la manifestación de varios vecinos, el tren no para y arrolla a varios de ellos, esto no hace más que incrementar el desprestigio de la monarquía. Da el visto bueno a un nuevo favorito a comienzos del siguiente año, Carlos Marfori y Calleja, Gobernador de Madrid y Ministro de Ultramar. Junto a Marfori vivirá sus últimos años como reina de España. En 1868, a principios de julio decide irse a su veraneo habitual el Lequeitio, no volverá a pisar Madrid como reina. El 18 de septiembre estalla la revolución conocida como "La Gloriosa" que instaurará en España la I República, la reina, la familia real y Carlos Marfori y Calleja salen de San Sebastián camino a Francia. La reina tiene 38 años, es todavía joven y le espera otra vida nueva, pero sin reinado fuera de España.

sábado, 22 de marzo de 2014

Chulazos Temáticos. Duchas (I)

Queridos amigos, llegamos ya a la primavera, pero antes de celebrar la entrada en esta estación tan alegre debemos celebrar que hoy, concretamente hoy, día 22 de marzo, se celebra el día internacional del agua. Por esto los chulazos temáticos de esta semana tratan sobre esto precisamente, sobre el agua, y he aquí una muestra de estos hombretones en un contexto acuático, o al menos haciendo un uso del agua sostenible, claro.

El comodón

El de la ducha colorida

El que se ducha ¿con vaqueros?

El que se ducha con calzones

El pensador bajo el agua

El cuerpazo casi seco

El que le canta al mango de la ducha

El que parece anunciar duchas

El que se quita las asperezas del pie

Después de la ducha hay que secarse bien

Al que le ha pillado la ducha con ropa

El del slip de agua

Aquí va una pequeña muestra de los chulazos de la próxima semana, ¿vais intuyendo el tema?

¿Me quiere? ¿No me quiere?

viernes, 21 de marzo de 2014

FNF Nº 193

Vengo con un temazo que tiene ya su tiempo, os lo advierto, que uno no va a ser siempre un bloguero avanzadilla de la Máxima FM, hay veces que hay que traer grandes éxitos del pasado (aunque sea una canción de los años noventa) al día de hoy. Así ocurre esta semana.
 
No hace mucho trasteaba yo por Internet y me saltó una ventana de esas tan asquerosas que no te piden permiso para saltar, un pop-up gigantesco dónde sale gente intentando promocionar sus canciones, que me parece una forma genial de llegar a la gente. En esa ocasión era un chico jovencito chino, o japonés, o a saber lo qué era, que hacía una cover de un tema de nirvana (o puede que no fuese ni chino ni japonés), el caso es que me quedé yo más con la canción que con la interpretación, y enseguida me vino a la mente Kurko, Kurt Cobain, el líder de Nirvana, que hará el próximo 5 de abril cinco años que decidió desaparecer pero que nos dejó en sus pocos discos una gran herencia, y sobre todo, grandes canciones. Yo es que era muy grunge, así os lo digo, pero con los pantalones sin romper y sobre todo límpios, lo que si está claro es que nos dejó un nuevo estilo de música que perduraría unos cuantos años, pero eso es otro tema al que quizá volvamos el día de su aniversario. La canción que tocaba el chino o japonés si es que era chino o japonés era este tema que precisamente había escuchado hacía solo dos semanas antes en mi pueblo, cantado por dos borrachos con una guitarra, y entonces pensé que era ya mucha casualidad, Where Did You Sleep Last Night? (Dónde coño has dormido anoche? en mi propia traducción de lower level de inglés).



Este Where Did You Sleep Last Night no es que sea una originalidad de Nirvana, también os lo digo, que a veces versioneaban cosas (como nuestro chino o japo), se trata de un clásico de los Estados Unidos de 1870, de la Eurovisión de aquel año, quiero suponer, un tema que han versioneado también por Bob Dylan o Dolly Parton entre otros. El caso es que esta canción fue tocada por los Nirvana en un concierto acústico y luego apareció en el disco póstumo MTV Unplugged In New York. Os dejo con él, y espero haber hecho un post de mucho interés para vosotros.

Una cara bonita

En el marketing es fundamental que las cosas te entren sobre todo por la vista, y así nos ha querido vender VOX, ese nuevo partido de la ultraderecha española, su candidatura a arañar los votos de los más fachas de España, cuyo desarrollo cerebral ha encontrado con Cristina Seguí la reafirmación de éstos para las elecciones europeas.
 
VOX nace del descontento de la ultraderecha española con la derecha del PP, que siempre ha aglutinado a todo tipo de tendencias derechistas, desde ignorantes hasta la ultraderecha, pasando por la derecha y el centro-derecha, entre ellos unos cuantos franquistas también a los que ya os digo que apenas guardo ningún tipo de cariño (a los franquistas y ultraderechistas), pero jugando todos a esto de la democracia es bueno que dentro de la izquierda haya también pluralidad de partidos y opiniones. Pero yo no os quiero hablar del PP, ni de esos votos que VOX quiere coger del electorado pepero, yo hoy quería hablar de Cristina Seguí, hasta ahora una desconocida en la política y que se ha puesto de número tres del partido (o algo así).
 
VOX partía con muchos hombres en su ejecutiva provisional, presidido por Alejo Vidal-Quadras, y dirigido en su secretaría general por Santiago Abascal, no contaba entre sus vicepresidentes con ninguna mujer, ahora si, y lo han hecho con un pivón, así os lo digo. Yo desde aquí quisiera desde ya apoyar esta nueva andadura de este partido (y espero no arrepentirme nunca de estas palabras), me gustaría que unos cuántos votos de la derecha se fuesen para ellos, porque quiero suponer que este partido mucho futuro no debería tener en un país que ha sido gobernado dictatorialmente por la extrema derecha durante cuarenta años, y que nos ha hecho padecer una guerra civil, no olvidemos nunca.
 
Cristina Seguí es una joven valenciana de 35 años, divorciada y madre de un niño, es traductora y diseñadora gráfica. En su día fue también bloguera de moda, sobre un blog de moda quiero decir, y azafata de vuelo. Una españolita más, que podríamos pensar, pero un auténtico cañón de 172 centímetros de altura y de unos ojazos azules más que penetrantes que no se corta en agradecer a sus fans los piropos que le suelten, siempre que lo hagan con respeto, claro. Digo lo de españolita más, porque es asidua a los viajes en Blablacar, esa página para compartir viajes en coche, con los que se mueve a Madrid a menudo, por ahorrar un poco.
 
Esta chica ha comenzado ya con polémica, no os lo vayáis a perder, en su presentación ha hecho ya un alegato contra el aborto, proclamando que no hay nada más progresista que defender la vida, sirva esto de imagen del tipo de joyas de la corona que busca la extrema derecha, por lo tanto, quizá sea de las que incluso critican a Gallardón por estar intentando colarnos (y despistarnos) una ley sobre el aborto que nos retrotrae a antes de los años 70 en España. Otra curiosidad es que sabe hablar inglés a la perfección, algo de lo que deberían tomar nota muchos de los políticos españoles, entre ellos presidentes del gobierno.
 
Yo no tengo dudas, si no fuese militante de un partido de izquierdas, si no fuese tan rojillo, si no tuviese alternativas en la izquierda para votar, lo tendría claro, a Cristina Seguí, porque sinceramente, e independientemente de lo que ella piense (que no creo que la hayan fichado por eso por mucho que ella diga e intente metérnosla) se agradecerían ruedas de prensa con este monumento, mil veces mejor que cualquier acto dónde salga la ministra de empleo Fátima Báñez, por cierto, ¿Alguien sabe si su estilista sigue de vacaciones? Mismo lo ha despedido, que es VOX pópuli.

jueves, 20 de marzo de 2014

La Primavera del Amor

Si chuchis, ya lo decía Sash en aquel temazo discotequero de hace un montón de años, la primavera del amor, y lo repetía una y otra vez. Pues por fin entra la primavera en España, esta tarde a las 17:57 horas.
 
Por eso Pimpfiadas se ha querido ir vistiendo del verde y florido que acompaña a esta estación del año, así nuestro maromo de la cabecera que ayer presentábamos (y que he visto ya algún que otro listillo que parece saberse la solución del enigma de Carmen SanDiego) presenta ya esos cielos propios de esta época, de tardes con tormentas y clima totalmente inesperado. Lo que sí es cierto es que las flores y las alergias empiezan ya a quedarse con nosotros durante unos meses, así me lo cuenta algún que otro bloguero, lo de las alergias, porque lo de las flores no hay más que salir por la puerta de casa para ver cómo los árboles empiezan a desperezarse del frío y dan paso a temperaturas más agradables.

Pero lo que yo quería con este post no era hablar de lo genial que le sienta a uno la primavera, ni aquello que dice el refranero de que la primavera la sangre altera, lo que busco con este post es nuevamente ilustrar a mis queridos lectores, porque otra cosa yo no, pero gafapasta multicultural, un rato. Que resulta que la palabra equinoccio viene del latín aequinoctium (noche igual), que viene a significar algo así como que por hallarse el sol sobre el ecuador, los días son iguales a las noches en todo el planeta, y cuándo digo en todo el planeta, me refiero a que los días y las noches son igual de largos tanto aquí en España, como en Chile, cuyos blogueros están del revés todo el año. Para ellos comenzará el otoño (lo siento, chuchis, el otoño es precioso, pero hace un frío que te cagas), y las noches seguirán siendo más largas, mientras que para nosotros las noches serán más cortas, y sin embargo, hoy, precisamente hoy habrán las mismas horas de día y de noche, esto ocurre también en el equinoccio de otoño, allá por septiembre. Vamos, en estas cosas los renacentistas eran unos cracks, ya os lo digo, y yo que soy un gafapasta también renacentista algo he heredado.
 
Pero lo que me llama poderosamente la atención, y también os lo digo que no tiene nada que ver con esto del equinoccio, es que la primavera entre a las 17:57, y no es por nada, pero estos días se ha vuelto a hablar del tema de siempre, del cambio horario (que será el último fin de semana de marzo cuándo nos roban una hora de sueño). Hay teorías que dicen que esto del cambio horario es un poco una milonga, que nos dicen que se hace para ahorrar energía y bla bla bla. Pero chuchis, a lo que más vueltas han dado estos días es a que España debe volver a su hora natural, según el meridiano de Greenwich (o como se escriba), ese sitio de Inglaterra que lleva la voz cantante de las horas en todo el planeta. Que según esta teoría, estaríamos hablando de que la primavera entraría a las 18:57 que es una buena hora también. Al leer sobre esto del cambio de hora a la hora natural, he visto que probablemente seguiríamos sin tener la misma hora que en Canarias por aquello de que ellos están en otro huso horario, que tendríamos el mismo horario que Londres o Lisboa, que están más o menos a la misma altura del planeta que nosotros, y dejaríamos la hora de Berlín, que no es que tenga yo nada contra Berlín, así os lo digo también, pero no es nuestra hora. Y de esto es de lo que quería hablar yo, de como normativas franquistas todavía nos afectan a día de hoy.
 
El cambio de hora a la hora de Berlín, se produjo en plena Segunda Guerra Mundial, así os lo digo, Hitler consideró que todos los territorios conquistados por Alemania deberían tener el mismo horario que Berlín, y así fue como Francia (que está entre dos husos horarios) pasó de tener la misma hora de Inglaterra a la berlinesa, Inglaterra, territorio casi invadido por Alemania también tuvo que cambiar su horario, y lo mismo hicieron Portugal y España, claro que España, que no pintaba nada en la Segunda Guerra Mundial lo hizo por simpatía hacia el régimen nazi. Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, Francia optó con quedarse con el horario alemán, y no por simpatía hacia los alemanes, porque la mayor parte de Francia coincide con el huso alemán, pero Inglaterra y Portugal volvieron a su horario habitual, y he aquí España, dónde somos tan lelos, nos quedamos con el horario berlinés, algo que nos descoloca totalmente de Europa, porque estamos en territorio de horario inglés y tenemos la hora berlinesa, un despropósito que nos lleva a un montón de equívocos cuándo tenemos que inscribirnos en algún foro, o poner nuestros relojes en hora por primera vez, que sí, que tenemos horario europeo +1h.
 
Para que luego digan que el régimen franquista no nos sigue dando por culo tantos años después. Eso si, disfrutad de la primavera, chuchis, que poco o nada tiene que ver con Franco.

miércoles, 19 de marzo de 2014

La Cabecera de la Quincena (LXI)

Solución al concurso ¿Dónde te escondes Carmen SanDiego? de la quincena anterior: Parece que no tenemos rastro del secuestrador de Carmen SanDiego, pero la misma ha aparecido en un lugar insólito del planeta, bueno, o no tan insólito, porque concretamente Carmen ya había viajado en varias ocasiones a este país transalpino, y ahí estaba nuestra delincuente más conocida en un convento en la Catedrale Di San Giusto en Susa, a pocos kilómetros de Torino. Como en esta ocasión no había hecho delito alguno, creo que se nos ha vuelto a escapar. Obviamente no hay acertantes, vamos, que por si vosotros fuese nos quedábamos sin Carmen SanDiego.

Cabecera de la segunda quincena de marzo de 2014
Ahora bien, Carmen SanDiego se nos ha escapado a otro lugar del mundo, un lugar conocidísimo por todos, en el que os pelearéis por ser los primeros en acertar cuál es el escondrijo. Para ello Carmen nos ha enviado una postalita de las suyas, con maromo incluido, un maromo que me puso muy cerdaco en cuánto vi su foto, así os lo digo también, y que pese a no ser mi estilo ahí me ha tenido enganchado al monitor mientras le hacía un photosopeado, vamos, es que a nadie le amarga un dulce, y tan dulce. Cabecera casi clásica, a todo color de maromazo con fondo para adivinar, y ya el predominio de los tonos verdes primaverales, esa estación del año que entra precisamente esta semana. ¡Y qué ganas, chuchis!
Sobre el destino de nuestra ladrona preferida hay que dar pocas pistas, porque es fácil saber dónde está, pero sí es un lugar íntimamente relacionado con el conflicto de Crimea y Ucrania, sin estar, ya os lo digo en ese lugar del planeta, aunque guarde cierta conexión un destino y el otro. Carmen no se ha querido acercar a Crimea porque aún está traumatizada por su secuestro la quincena anterior, ya lo creo.
Esta quincena se celebran varios días internacionales, además de ese cambio de estación, que supongo, en el hemisferio sur dónde tenemos algunos lectores será la entrada oficial del otoño, también se celebran el Día internacional del Agua, el día del Padre, los mundiales del sueño (que es mi día y estado natural), de la felicidad, de la poesía, de las marionetas, del síndrome de down, de la tuberculosis y del teatro, los días internacionales de la eliminación de la discriminación racial, de la solidaridad con el desaparecido y detenido, el europeo de los archivos, si, chuchis, habéis leído bien, el día europeo de los archivos y el europeo también contra la trata de seres humanos, un sin fin de días que, aquellos que los celebren tienen sinceramente un gran trabajo, y una saturación para los que no lo hacemos, porque, exceptuando la causa de los archivos, a mi todas me parecen interesantes, hasta la de las marionetas, por motivos que no explicaré hoy.